Skip to Content

¿Qué es la National Child Passenger Safety Certification?

¿Qué es la National Child Passenger Safety Certification?

22/07/2016

La National Child Passenger Safety Certification es un certificado que se otorga a las personas que pasan con éxito el CPS Training Program (CPS por ‘Child Passenger Safety’), que es un cursillo especializado en la seguridad de los niños en el coche. Así se certifica a los asistentes como técnicos de seguridad para niños, e instructores también, pudiendo entrenar o aconsejar a padres y madres inexpertos.

Desde que comenzó el programa en 1997, más de 143.000 personas pasaron la formación, y existen más de 39.000 técnicos actualmente certificados. Muchos técnicos son profesionales de la salud y de seguridad, otros son padres, y algunos son voluntarios. El único requisito es el interés por la protección de los niños.

Estos técnicos trabajan realizando de controles de seguridad para niños, donde los padres y cuidadores reciben asistencia práctica para el uso adecuado de los sistemas de retención infantil, y los cinturones de seguridad. Su principal cometido es aconsejar, además de detectar anomalías en la colocación de los sistemas, la adecuación de los mismos a las características de los niños, la correcta colocación de los arneses… Aparte de los EE.UU., se han realizado cursos de certificación en Canadá, Israel, Italia, México, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos.

22/07/2016

Los instructores se encargan del chequeo de las sillas, de su correcta instalación y también de informar y enseñar a los padres todo lo que necesitan saber para repetir ellos el proceso las veces que haga falta. Entre las diferentes acciones que realiza un técnico certificado podemos encontrar:

•    Realizar un informe preliminar anotando entre otras cosas el modelo de silla, la ubicación en el coche y cualquier información sobre un mal uso que pueda encontrar.
•    Comprobar que el asiento es adecuado para la edad del niño y para su tamaño y características físicas, y revisará otros factores que afectan a su uso adecuado.
•    Comprobará las instrucciones del sistema de retención infantil y el manual del vehículo para asegurarse de que ambos están siendo seguidos correctamente, es decir, que no existen problemas de uso del SRI, y que tampoco existen problemas derivados del coche, por ejemplo que no admita la silla o que no sea del todo segura su instalación en particular.
•    Comprobará la postura en el asiento, y del asiento en el coche.
•    Verificará si la silla en cuestión ha sido incluida en alguna llamada a revisión (por defectos de fabricación), si tiene daños visibles o si ha expirado la fecha de caducidad (también informa sobre la cercanía o no de dicha fecha).
•    Realizará comprobaciones tanto si el SRI está sujeto mediante los cinturones de seguridad o cualquier otro sistema (como el LATCH, equivalente al ISOFIX).
•    También puede asesorar a los padres acerca del momento ideal para cambiar la silla del coche, y qué modelo es mejor para cada niño, así como dar consejos generales de seguridad en el coche y fuera de él.

Como vemos, se trata de un certificado bastante completo cuya misión principal es la de mejorar la seguridad de los niños y la educación de sus padres en cuanto a seguridad vial, poniendo el foco en la importancia de elegir una buena silla y de colocarla siempre a la perfección, realizando comprobaciones periódicas de seguridad, y poniendo énfasis en la importancia de la colocación y del uso de los arneses o cinturones de seguridad, según sea el caso.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top