Skip to Content

¿Qué elementos puedo añadir o quitar de una sillita?

¿Qué elementos puedo añadir o quitar de una sillita?

10/01/2018

Una silla de auto o sistema de retención infantil se compone de diferentes elementos de seguridad. Dependiendo del grupo de la silla o del tamaño en el caso de la homologación i-Size, nos podemos encontrar cojines, elementos acolchados para la espalda y elementos de sujeción lateral, arneses, protectores en dichos arneses y muchos otros elementos.

Lo más importante, antes de plantearnos quitar o añadir elementos a una silla de auto, es que esté homologada y que esté adaptada a las características físicas del niño.

Una vez asegurado este punto, nos planteamos qué partes del sistema de retención infantil podemos cambiar o eliminar. Normalmente, serán muy pocos elementos los que permitan esto porque todo en la silla está pensado para garantizar la seguridad de los niños.

Por ejemplo, no es recomendable en absoluto quitar el respaldo en los asientos elevadores que cuentan con él. Antes, en modelos antiguos, el respaldo era desmontable en su base y se podía retirar, pero con el tiempo se comprobó que los beneficios de disponer de respaldo y, sobre todo, elementos de protección lateral para la cabeza eran muy importantes.

Estos refuerzos laterales suelen ser cojines capaces de recoger la cabeza y protegerla en caso de un accidente con colisión lateral, por lo que retirarlos de la silla (junto con el respaldo) significa reducir la seguridad del conjunto.

En los SRI más pequeños, los Grupo 0/0+ por mencionar los más conocidos, existen elementos que se pueden quitar, y otros que es posible añadir. Esto es debido a que los bebés más pequeños pueden necesitar algo de ayuda para adaptarse a la silla pero siempre recuerda que a la hora de añadirlos o quitarlos debes seguir las recomendaciones del fabricante.

Por ejemplo, cuando son recién nacidos se puede añadir al SRI un reductor, que básicamente es un accesorio acolchado que se adapta mejor al reducido tamaño del bebé, de manera que los arneses abrochen correctamente, y el bebé no se mueva cuando arrancamos la marcha. A las pocas semanas ya se puede retirar el reductor.

En el otro extremo, antes de que cambiemos de silla a un Grupo 1 es posible que necesitemos quitar otro accesorio acolchado que viene de serie, normalmente, en los Grupos 0 y 0+. Esto sucede cuando el bebé no ha crecido lo suficiente como para que los arneses queden demasiado apretados en condiciones normales.

Con todo, lo que debemos hacer es consultar el manual de instrucciones del SRI para saber qué accesorios se pueden quitar o añadir sin poner en peligro la capacidad de protección de la silla. No debemos eliminar un accesorio o utilizar uno nuevo sin consultar antes (y debemos cerciorarnos de que esté debidamente homologado).

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top