Skip to Content

¿Preparando el retorno de las vacaciones? Sillita siempre a punto

¿Preparando el retorno de las vacaciones? Sillita siempre a punto

26/08/2016

Las vacaciones se acaban y toca volver a nuestro día a día. Antes de ello, seguramente tengamos que realizar un viaje largo hasta nuestro lugar de residencia. En ‘Seguridad Vial Infantil’ os damos una serie de pautas para que revisemos si nuestra sillita está en perfectas condiciones para ponernos en la carretera.

Si antes de emprender un viaje tenemos que revisar nuestro vehículo, ¿por qué no comprobar también que uno de los elementos de seguridad más importantes para nuestros hijos también se encuentran en perfectas condiciones? Y es que puede que durante el verano la sillita se haya visto sometida a un mayor uso y un trato distinto del habitual o el propio calor tan habitual en los meses de verano, ya hemos comentado en anteriores artículos que tienden a desgastar los materiales (el plástico se puede expandir y contraer, perdiendo su forma original) y, ello va a deteriorar nuestra sillita . Por este motivo, os ofrecemos una serie de pautas a seguir para verificar que el SRI se encuentra en perfecto estado:

-Playa, helados, piscinas, camping… Seguramente nuestra sillita no esté del todo limpia. Si vamos a pasar muchas horas en la carretera y, por lo tanto, nuestro hijo va a estar muchas horas sentado, recomendamos realizar una limpieza a fondo del sistema de retención infantil. Si tienes cualquier duda, lo más aconsejable es que consultes el libro de instrucciones del fabricante, ya que ahí se indicará cuál es la forma indicada para su limpieza. En todo caso, te recomendamos el artículo ‘¿Cómo limpiar una silla infantil?’.

-A continuación, comprueba que la sillita cuenta con todas y cada una de sus partes. Consulta en nuestra infografía ‘las partes fundamentales de una silla infantil’.

-Posteriormente, comprueba que no hay ninguna rotura en la sillita o golpe de manera superficial. 

-Debemos tener en cuenta que si la sillita se ha visto involucrada en algún tipo de accidente o en algún frenazo brusco, es necesario que sea sometida a una revisión a fondo por un profesional (se aconseja acudir al fabricante). Y es que se puede haber visto dañada de manera interna, perdiendo así eficacia. Por lo que deberíamos sustituirla. 

-Comprueba lo anclajes. Fundamentales, sobre todo, para todos aquellos SRI que cuenten con sistema ISOFIX. Los anclajes son los puntos de enganche más fuertes de la silla con el coche. Así, tendrás que comprobar si siguen correctamente y pueden garantizar su funcionamiento a la perfección. Aquí encontrarás los diferentes anclajes y cierres que te encontrarás en los sistemas de retención infantil.

Si se engancha con los cinturones de seguridad, mira que también se encuentren en perfecto estado. Comprueba también el ‘top tether’ y la pata antivuelco en caso de contar con ellos.

-Como hemos indicado, comprueba también los cierres. Verifica que se abrochan bien y que no quedan holgados. 

-Mueve el reposacabezas y adáptalo a la altura necesaria. Mira que todas las partes se mueven y se ajusten bien.

Si vemos que la sillita está a la perfección y que se sujeta de manera óptima, ya estaremos listos para que nuestro hijo pueda ir de la forma más segura posible.

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top