Skip to Content

Preguntas que te debe resolver un vendedor a la hora de comprar una sillita de coche

Preguntas que te debe resolver un vendedor a la hora de comprar una sillita de coche

06/05/2019

Hay muchas preguntas que hacerse a la hora de adquirir una silla del coche. Para muchos padres, las dudas son numerosas y el proceso de elección de un SRI y su posterior compra puede ser engorroso y complicado. 

Acudir a un buen profesional que nos asesore en una tienda especializada es de gran ayuda para realizar la mejor elección. Esta compra presencial es importante para poder entender qué silla nos conviene más, hasta cuándo se puede utilizar, en qué asientos y, también, si es una silla confiable, homologada y de calidad contrastada.

Veamos algunas de las preguntas más importantes que nos debería resolver un vendedor cuando vamos a comprar una silla de niño para el coche.

¿Qué es el sistema i-Size?

Esta es fundamental. Hemos de entender la nueva normativa y las diferencias con la anterior, para poder hacer una elección informada y correcta. En estas páginas hemos hablado mucho de i-Size y de cómo los vehículos se han adaptado a la norma.

¿Tengo que cambiar mi silla si no es i-Size?

Por el momento, las dos normas (R44/04 y R-129, o i-Size) conviven sin ningún problema. Cualquier persona puede adquirir una silla homologada según una de las dos normativas, a pesar de que llegará un momento en que ya no sea posible utilizar sillas R44/04. Mientras no se estipule lo contrario, sí se podrán seguir vendiendo estas sillas a los particulares.

¿Qué debo tener en cuenta para comprar un sistema de retención infantil?

En primer lugar, que esté homologado. En segundo lugar, que reúna unos mínimos criterios de calidad y seguridad. En tercer lugar, que sea adecuada a las características físicas del niño y compatible con el coche donde se va a viajar. 

Aquí abordamos qué tener en cuenta cuando se va a comprar una sillita de coche por primera vez.

¿Cómo deben ir sentados los niños en el coche?

Los niños deben ir sentados en un SRI homologado y adecuado a sus características físicas. Además, deben viajar bien sujetos, con los arneses ceñidos, o bien con el cinturón de seguridad bien colocado. Deben hacerlo, por normativa, en los asientos traseros del coche siempre que no se de una de estas excepciones: 

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores son su sistema de retención respectivo.
  • Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos.

¿Puedo llevar al niño delante si no me cabe una tercera silla detrás?

Según la normativa, si no se pueden instalar sistemas de retención infantil en los asientos traseros, o si estos están ya ocupados por menores con sus sistemas respectivos, sí.

¿Se puede llevar al pequeño con el cinturón de seguridad?

Solo cuando reúna las características adecuadas. En cuanto a normativa, a partir de 135 cm de estatura ya podría utilizar el cinturón de seguridad como único sistema de retención, pero es recomendable esperar hasta los 150 cm, para evitar lesiones en el cuello. Mientras tanto, la recomendación es un asiento elevador con respaldo y protección lateral.

¿Es recomendable que el niño vaya en una sillita mirando hacia atrás o puede ir en una que vaya en sentido de la marcha?

Las sillitas mirando hacia atrás garantizan una mayor protección de la cabeza, cuello y columna, precisamente unas de las partes más vulnerables, especialmente cuando hablamos de niños. De hecho, pueden evitar en un 80% las lesiones graves en caso de accidente.

¿Hasta cuándo deben ir mirando hacia atrás?

Por lo mencionado anteriormente, deben ir mirando hacia atrás el mayor tiempo posible, siempre que se pueda, y como mínimo hasta los 4 años de edad. 

Hay que tener en cuenta que los SRI homologados bajo la normativa i-Size obligan a ir en este sentido hasta los 15 meses de edad y que los Grupos 0 y 0+ también van en este sentido.

Cada vez más el mercado ofrece sistemas de retención infantil específicos para que los padres puedan llevar a sus hijos mirando hacia atrás. En general, podemos encontrar este tipo de sillas hasta los 25 kg y 120 cm.

¿Ir mirando hacia atrás puede dañar las piernas de los niños?

Es una de las dudas más comunes ante la idea de llevar a los niños a contramarcha. La respuesta es que no, no tiene por qué dañar las piernas. Dependiendo de la estatura del niño, pueden viajar más o menos incómodo, pero el plus de seguridad que le otorgan las sillas a contramarcha compensa claramente cualquier incomodidad del pequeño.

¿Cómo se instala el sistema de retención infantil y cómo se sujeta al menor?

El vendedor debe estar formado para explicar a la perfección todos y cada uno de los puntos que se deben seguir. Por supuesto, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante. Debe poder mostrar cómo se instala la sillita, si tiene anclajes isofix, cómo se procede a su anclaje; y si es con cinturón, las ranuras por dónde se debe pasar y cómo. También debe mostrar cómo se colocar el arnés, la pata de apoyo o top tether, en caso de tener estos sistemas anti-vuelco. Aquí mostramos unas pautas generales.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top