Skip to Content

¿Por qué utilizar una sillita mirando hacia atrás y hasta cuándo?

¿Por qué utilizar una sillita mirando hacia atrás y hasta cuándo?

22/01/2018

Que los niños viajen de la forma más segura posible es nuestro objetivo principal y que vayan mirando hacia atrás se presenta como la mejor opción. Ante las posibles dudas que pueden surgir sobre este tipo de sillitas, abordamos sus ventajas y algunos de sus puntos más débiles, así como hasta cuándo puede viajar un niño en sentido inverso a la marcha.  

VENTAJAS DE UN SRI MIRANDO HACIA ATRÁS

Podemos decir que el número de pros es mucho mayor cualitativamente al de contras, aunque, por supuesto, todo va a depender de las necesidades familiares y del menor:

-Las sillitas mirando hacia atrás garantizan una mayor protección de la cabeza, cuello y columna, precisamente unas de las partes más vulnerables, especialmente cuando hablamos de niños. La cabeza, cuello y espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza de impacto es absorbida por la propia silla, reduciendo así la presión sobre tórax y abdomen.

-Pueden evitar en un 80% las lesiones graves en caso de accidente.

-Están especialmente indicadas para niños con ciertas necesidades especiales, como niños con bajo peso o problemas musculares.

PUNTOS DÉBILES

-Las sillitas mirando hacia atrás suelen ser más caras que las que van mirando hacia adelante. 

-No son compatibles para todos los modelos de vehículos. Por este motivo, es fundamental consultar antes de comprar el SRI si se puede instalar adecuadamente en el automóvil que se disponga. 

-Su instalación suele ser más complicada, ya que puede contar con base isofix y pata de apoyo. Por eso es recomendable que la compra se realice en tiendas físicas en las que nos puedan asesorar tanto en lo relativo al tipo de sillita adaptada a las necesidades de nuestros hijos, como en su propia instalación así como resolver cualquier otra duda que podamos tener.

-No se puede ver al niño a no ser que se instale un espejo

¿HASTA CUÁNDO PUEDE UN NIÑO IR MIRANDO HACIA ATRÁS?

Recordamos que los niños deben viajar con sistema de retención infantil siempre que midan menos de 135 cm. Sin embargo, desde Fundación MAPFRE recomendamos que se sigan utilizando hasta los 150 cm de altura. 

En lo que respecta a los SRI mirando hacia atrás, hay que tener en cuenta que la normativa actual no exige utilizar este tipo de sillitas. Sí bien es cierto que los SRI homologados bajo la normativa i-Size obligan a ir en este sentido hasta los 15 meses de edad y que los Grupos 0 y 0+ también van en este sentido. 

Desde Fundación MAPFRE recomendamos ir mirando hacia atrás el mayor tiempo posible y como mínimo hasta los 4 años de edad. Aproximadamente en ese momento la musculatura del niño ya está osificada y formada. 

Cada vez más el mercado ofrece sistemas de retención infantil específicos para que los padres puedan llevar a sus hijos mirando hacia atrás. En general, podemos encontrar este tipo de sillas hasta los 25 kg y 120 cm. 

CLAVES PARA IR MIRANDO HACIA ATRÁS

Mirando hacia atrás

ARTÍCULOS DE INTERÉS:

- Impactos laterales en sillitas mirando hacia atrás, ¿qué resultados obtienen?

- ¿Se puede marear un niño si va mirando hacia atrás?

- ¿Qué dice realmente la normativa sueca acerca de los SRI mirando hacia atrás?

- ¿Qué es el Plus Test?

- Beneficios de que nuestros hijos viajen siempre mirando hacia atrás

- ¿Cómo desactivar el airbag delantero del copiloto y en qué ocasiones?

- ¿Cuál es la mejor forma de evitar las temidas lesiones de cuello de niños en coche?

- Estas son las diferentes maneras de fijar una silla a contramarcha

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top