Skip to Content

Penas de cárcel por no usar sillita infantil en casos de muerte o lesiones graves

DefaultAlt

Las campañas de concienciación y la bajada paulatina de la siniestralidad hace que cada vez haya menos muertes de menores de 12 años por viajar sin un sistema de retención infantil. En 2009 fueron 13 de 26 menores de 12 años fallecidos los que no llevaban ningún sistema de retención infantil y en 2014 sólo 2 de los 14 fallecidos menores de 12 años.

El sistema de retención infantil reduce las muertes en menores en un 75% y hasta un 90 % las lesiones, según un estudio de Fundación MAPFRE. No utilizarlo aumenta las posibilidades de muerte en caso de accidente y es una infracción grave, con multa de 200 euros y retirada de 3 puntos del carnet.

Los reincidentes al Fiscal de Menores

En los casos reincidentes la ley prevé un endurecimiento. A la tercera sanción por no llevar al menor con el conveniente sistema de retención infantil, el padre o tutor será investigado por el Fiscal de Menores quien valorará si existe alguna razón para tomar medidas de protección para el menor, como la vigilancia protectora o incluso la de la suspensión de la tutela.

Accidentes con heridos graves y muertes

En caso de accidente con un niño herido grave o muerto que no llevaba el sistema de retención infantil, si queda probado que el conductor provocó el accidente por cometer una infracción, por exceso de velocidad, por conducir con tasa de alcohol superior a la permitida o por cualquier conducta manifiestamente temeraria, los fiscales pedirán una agravamiento de la pena.

En estos casos el conductor se enfrentaría a una pena por lesiones imprudentes con cárcel de 6 meses a 2 años y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años. En el caso de victimas mortales la pena por homicidio imprudente es de 1 a 4 años de cárcel y la retirada del carnet de conducir de 1 a 6 años.

En el caso de accidentes con menores heridos o muertos, debido a una infracción leve (excesos de velocidad leves, tasa de alcohol, imprudencias leves), la fiscalía puede imputar un delito a los padres o tutores que viajen en el coche aunque no estuvieran condiciendo, si el niño no viajaba con un sistema de retención infantil. El delito tendrá una intensidad proporcional a la vulnerabilidad del niño por su edad y madurez.


727x103-boton-ayudanosaconseguirlo.png

Back to top