Skip to Content

Cómo mejorar la seguridad de los niños en Portugal y Brasil cuando son peatones

Portugal y Brasil

Portugal es uno de los países europeos con más accidentes por número de habitantes, 59 fallecidos por mil habitantes en 2014 frente a los 36 en España. Esta cifra posiciona al país vecino por encima de la tasa de mortalidad media de la Unión Europea, 51 víctimas mortales en carretera por millón de habitantes.

Aún así Portugal está entre los países europeos –junto con Grecia, España, Dinamarca, Croacia, Chipre, Rumanía, Italia, Eslovenia y la República Checa- que ha experimentado una mejora de la seguridad vial superior a la media en la UE en el periodo de 2010-2014.

A pesar de la cercanía, Portugal todavía tiene mucho camino por recorrer para mejorar su seguridad vial y acercarse así a España, que ocupa el quinto lugar del mundo de países con mejor seguridad en las carreteras. Como dato preocupante,  en Portugal los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte en adolescentes entre 15 y 17 años.

El pasado mes de noviembre se celebraba en Brasil la II Conferencia Global sobre Seguridad Vial para analizar la manera de acabar con una sangría que causa 1,2 millones de muertes en el mundo cada año. Brasil es un país emergente con una de las tasas mundiales de muertes en accidentes de tráfico más altas y dónde apenas se ponen en marcha políticas de seguridad vial. El programa “Educação Viária é Vital” de Fundación MAPFRE es de las pocas iniciativas dirigidas a profesores de centros públicos con el objetivo de capacitar a los docentes en educación vial.


Los niños, los más perjudicados

Y con este panorama los niños siguen siendo los más vulnerables. La organización Global Burden of Disease (GBD) estima que 220.000 niños y adolescentes fallecen al año en las carreteras de todo el mundo. Y los países con menos recursos son los peor parados por su reducida inversión en seguridad vial. 

En este artículo ofrecemos algunos consejos para reducir la alta tasa de atropellos que sufren muchos niños, especialmente los que ‘viven’ en las calles de países como Portugal y Brasil


El niño como peatón 

  • Es importante que conozcan los elementos físicos de las vías públicas como son las aceras, la calzada y el arcén, y también los tipos de vías para conocer los peligros de cada una.

  • No deben caminar cerca del bordillo para evitar riesgo de atropello

  • No llevar animales sueltos, les puede pillar un coche y pueden asustar a los demás usuarios.

  • No jugar nunca cerca de la calzada.

  • Nunca situarse detrás de vehículos aparcados, especialmente si son grandes, ante el riesgo de atropello al dar marcha atrás.

  • Poner especial cuidado con la salida y entradas de los garajes

  • Ayudar a quien lo necesite: ancianos, personas con movilidad reducida.

  • Antes de llegar a la calzada, hay que fijarse en la velocidad y distancia de los coches.

  • Es recomendable mirar a IZQUIERDA, DERECHA, IZQUIERDA con un pie avanzado porque facilita el inicio de la marcha.

  • Si llevan mochila, colocarla correctamente y no llevarla colgada de un hombro porque se corre el riesgo de desequilibrio.

  • Siempre que sea posible hay que cruzar las calles por un paso de peatones: hay que detenerse en la acera, no en la calzada, y se mostrará la intención de cruzar mirando a los coches y a sus conductores. Si la calle es de un solo sentido, cruzar por el lado del paso de peatones más alejado al coche parado.  Si la calle es de dos sentidos hay que asegurarse que los coches que circulan por ambos sentidos van a parar.

  • Si hay que cruzar una calzada sin señalizar, se hará siempre por el lugar que ofrezca más visibilidad y se anticipará la trayectoria de los vehículos en todos los sentidos de la marcha. Evitar esta situación intentando cruzar por el paso de peatones.

  • No salir nunca de entre coches por el gran peligro que implica.

  • Si se va a cruzar por una calzada con semáforo, esperar a que el muñeco andando se ponga en verde y a que los coches se hayan parado. Cuando el muñeco empieza a parpadear indica que va a cambiar a rojo y dará paso a los vehículos por lo que no se debe cruzar.

  • Mucha atención hay que poner también cuando se camina por la carretera: siempre por el lado izquierdo de la calzada para ver a los coches venir de frente, caminar en fila india y por el arcén y si es de noche llevar algún elemento reflectante. Hay que recordar que está prohibido caminar ni atravesar autopistas.

Objetivo Cero

Back to top