Skip to Content

Oportunidad para limpiar la sillita: sigue estos consejos

Oportunidad para limpiar la sillita: sigue estos consejos

23/04/2020

La cuarentena puede ser una oportunidad ideal para limpiar el sistema de retención infantil, tanto si el niño que la utiliza ha pasado por el coronavirus o simplemente si es necesaria una limpieza en profundidad. Además, es un buen momento ya que al no poder realizar desplazamientos (sólo se puede en determinadas ocasiones), se puede dejar que la sillita se seque completamente.  

A diario se puede limpiar la sillita con un cepillo o simplemente con un pequeño aspirador. Sin embargo, con el paso el del tiempo y el uso, es necesario llevar a cabo una limpieza más insistente. 

Desmonta la sillita del coche, llévatela a casa y sigue al pie de la letra las indicaciones del fabricante al respecto, ya que habrá partes que no se puedan manipular o que no se deban limpiar con determinados productos. En todo momento se deben seguir estas especificaciones. 

Si solo hay pequeñas manchas, se pueden quitar con agua o jabón o diluyendo unas gotas de lavavajillas concentrado en agua. Se debe humedecer la mancha y frotar hasta que desaparezca. Después se debe aclarar con agua y secar la zona. Se recomienda no usar productos demasiado agresivos, como ciertos detergentes o lejía.

Si, por el contrario, la sillita está muy sucia, lo mejor es desmontarla y lavarla en la lavadora, si se puede, utilizando un jabón suave. Se deben seguir las indicaciones del fabricante para hacerlo, teniendo especial cuidado con los enganches y cierres, y conocer qué se puede lavar de la sillita y cómo. Te recomendamos hacer fotos a los enganches y otros cierres para saber cómo volver a montarlo todo.

Una vez retirada la funda, hay que leer su etiqueta, la cual estará cosida en su interior. Esta etiqueta nos indicará el tipo de lavado, temperatura, secado, si se puede o no planchar…

Hay determinados elementos como acolchados de espuma que no se puedan lavar. Por supuesto, retira todos los broches, correas, cierres, botones y pasadores antes de meter la funda en la lavadora.

También hay que tener en cuenta que una sillita de coche se puede dividir en varias partes como respaldo, arneses, reposacabezas, reposabrazos… Intenta limpiarlos sin tener que desmontarlos. Por supuesto, siempre sigue las indicaciones del fabricante.  Nunca desmontes elementos que el fabricante no especifique que se pueden retirar sin poner en riesgo la integridad del SRI. 

Para limpiar los arneses, se aconseja no desmontarlos y utilizar agua y jabón. También se debe limpiar la hebilla, de manera que se pueda abrochar y desabrochar correctamente. 

Con la funda quitada, utilizar una aspiradora sobre la estructura para una mayor limpieza en profundidad. De esta forma, podemos eliminar aquellas posibles migas u otra suciedad que se haya podido meter entre los huecos. 

Posteriormente, se puede utilizar agua y jabón para limpiar los plásticos. 

Una vez se haya lavado la funda y esté seca (no utilices secadora si el fabricante no lo permite) hay que volver a colocarla sobre la estructura. Sigue las indicaciones del manual en todo momento para no cometer errores y consulta también las fotos que has hecho anteriormente para comprobar que todo está correcto.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top