Skip to Content

Nuevos Dummies en las pruebas Euro NCAP, más seguridad para nuestros hijos

Nuevos Dummies en las pruebas Euro NCAP, más seguridad para nuestros hijos

05/10/2016

Cuando tenemos un hijo, una de las cosas por las que más luchamos es por su seguridad. Intentamos que se sientan seguros en cualquier aspecto de su vida, y mucho más cuando van en el coche. Por ello, procuramos adquirir el sistema de retención infantil que mejor se les adapte y el más seguro del mercado. Precisamente con el objetivo de que las pruebas o crash test sean los más exactas y rigurosas posibles, Euro NCAP cuenta ahora con dummies más grandes.

Cualquier precaución parece poca y más si le pegamos un vistazo a las estadísticas: cada año mueren más de mil niños en accidentes de tráfico en las carreteras europeas, y la mitad de ellos lo hicieron mientras viajaban en un vehículo a motor. Por eso, buscamos y rebuscamos entre cientos de sillitas para ver cuál es la más segura del mercado.

NUEVOS DUMMIES

Euro NCAP, el programa europeo de seguridad para automóviles que es apoyado por gobiernos, fabricantes importantes y organizaciones relacionadas con el sector automoción de todo el mundo, ante los alarmantes datos, ha cambiado sus protocolos a la hora de valorar los daños que sufriría un niño en caso de accidente.

Esto es porque desde el principio, este tipo de pruebas, desde 1997, eran realizadas con dummies que representaban a niños de entre 1 año y medio y 3 años, en el asiento trasero del vehículo, en los asientos de seguridad que recomienda el fabricante del vehículo.

Pues bien, durante este año, 2016, la configuración de las pruebas se han modificado y los dummies han pasado a tener 6 y 10 años, y van en un asiento o cojín de mejora.

Con este se quiere comprobar si los dummies salen despedidos del asiento o si entran en contacto bruscamente con el interior del vehículo durante la colisión. Si los criterios de los parámetros sometidos a ensayo son bajos, se garantiza que el niño permanece correctamente sujeto en caso de colisión.

De todos modos, Euro NCAP recomienda que los niños sean transportados en asientos de seguridad para niños adaptados a su tamaño y edad. 

Por su parte, el fabricante del vehículo está obligado a ofrecer información sobre el uso de asientos y sistemas de retención infantiles. Mientras, Euro NCAP, comprueba el anclaje de los distintos asientos infantiles y la protección ofrecida por dichos asientos recomendados en supuesto de que se produzca colisión delantera o lateral.

El objetivo de todas estas pruebas es verificar que se cumplen con unos estándares mínimos de seguridad, además de involucrar a los fabricantes para conseguir cada día sillitas más seguras y poder ofrecer una información fiable a los usuarios.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top