Skip to Content

¿Qué es el nuevo sistema de seguridad eCall?

¿Qué es el nuevo sistema de seguridad eCall?

26/01/2015

Es el sistema de seguridad eCall, un ingenio llamado a salvar cientos de vidas al año en Europa y que ya está en su última fase de pruebas con el apoyo y la financiación de la Unión Europea.

eCall es un gran paso hacia lo que se denomina vehículo europeo conectado y permitirá reducir de forma espectacular el tiempo de respuesta de los servicios de emergencia. Ello se consigue gracias a que, en el mismo instante en que se produce un accidente, eCall transmite la localización precisa del accidente junto a otra información adicional decisiva para salvar las vidas de los ocupantes o reducir la gravedad y las consecuencias de sus lesiones. A través de sensores de seguridad, eCall podrá informar, por ejemplo, del número de pasajeros implicado (por ejemplo, gracias a los sensores que indican cuándo se usan los cinturones de seguridad o si han saltado los airbags). Con esta nueva medida de seguridad se estima que se podrían salvar alrededor de 2.500 vidas al año y reducir la gravedad de las heridas entre un 10 y un 15%.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE recibimos con entusiasmo este nuevo servicio en materia de seguridad vial por el gran avance en el tratamiento postaccidente que supone, pero queremos hacer hincapié en la importancia de la prevención. Es prioritario minimizar los riesgos. Para ello es fundamental tener siempre presentes todas las medidas de seguridad vial y utilizar de forma correcta los sistemas de retención adecuados a cada pasajero: cinturón para los adultos y sillita infantil homologada adecuada a su peso y altura para los niños menores de 12 años que no alcancen 135 cm. Y para los niños que superen los 135 cm de altura, cinturón de seguridad con la condición de que les quede correctamente ajustado: banda superior del cinturón por encima del esternón y por la mitad de la clavícula, lejos del cuello, y banda inferior pasando por su guía y posándose plana y firmemente sobre los huesos de la cadera. Un ajuste incorrecto del arnés o del cinturón de seguridad expone a los menores a un gran riesgo, ya que la presión ejercida por el cinturón en caso de accidente puede provocar graves lesiones internas. Si el niño mide más de 135 cm de estatura y no se consigue dicho ajuste correcto, entonces deberá utilizar un asiento elevador que, además y por su mayor seguridad, disponga de respaldo con protecciones laterales. 

La tecnología es un gran valor en lo que respecta a nuestra seguridad, pero nunca, nunca, debemos olvidar la importancia del factor humano. Tomar todas las medidas de prevención está siempre en nuestra mano.

Back to top