Skip to Content

Nuevas pruebas Euro NCAP 2020: Conoce el coche que ha conseguido cinco estrellas en seguridad

Nuevas pruebas Euro NCAP 2020: Conoce el coche que ha conseguido cinco estrellas en seguridad

28/09/2020

Euro NCAP, organismo independiente que analiza y valora el nivel de seguridad de muchos de los coches que salen al mercado, ha endurecido sus pruebas con requisitos más exigentes para conseguir las cinco estrellas. El nuevo Toyota Yaris, del que se  destaca su airbag central en las plazas delanteras, ha sido el primero en conseguir estas ansiadas cinco estrellas Euro NCAP por sus altos niveles de seguridad. 
El objetivo principal de Euro NCAP es evaluar los niveles de seguridad de los coches para que los usuarios puedan tener pleno conocimiento del grado de protección que ofrecen. Concretamente, el organismo valora puntos como la protección para adultos (conductor y pasajero), protección infantil, protección para peatones y las tecnologías de prevención de accidentes.
Durante este 2020, Euro NCAP ha endurecido sus pruebas y, por lo tanto, no es recomendable comparar vehículos de años anteriores. El primero en conseguir las cinco estrellas con este protocolo renovado es el Toyota Yaris (consulta aquí los resultados obtenidos). 
Concretamente, se trata del Toyota Yaris de cuarta generación. El vehículo en cuestión ha superado con éxito la prueba de desplazamiento frontal, una nueva prueba que se ha incorporado este 2020 y que viene a sustituir a la usada desde 1997. El coche es el primero en abordar las lesiones por impactos laterales del lado opuesto. Y es que los impactos laterales representan alrededor de una cuarta parte de todos los choques y, desde que comenzó, Euro NCAP ha realizado pruebas en el lado del conductor del automóvil. Sin embargo, casi la mitad de los ocupantes lesionados en impactos laterales se encuentran en el lado opuesto al golpeado.
euroncap-yaris-farsideimpact.jpg 
La prueba de barrera deformable progresiva móvil (MPDB, por sus siglas en inglés) evalúa la protección que ofrece un automóvil a sus ocupantes, así como los riesgos que representa para el automóvil contra el que ha colisionado. El Yaris, en general, lo hace bien, su pequeño tamaño y su parte delantera deformable lo convierten en uno de los coches que menos sufre. En esta imagen se muestra en qué consiste la prueba:
euroncap-barreradeformable.jpg
Hay que destacar especialmente los dos airbags centrales situados entre el asiento del conductor y el copiloto que reducen las consecuencias y posibles lesiones por impacto entre ambos ocupantes, a lo que hay que añadir importantes avances tecnológicos para evitar colisiones como el innovador sistema Toyota Safety Sense, una tecnología que ofrece cierto grado de autonomía, avisando al conductor de posibles peligros y asistiendo a la conducción. 
Concretamente, cuenta con alerta de cambio involuntario de carril, control inteligente de luces de carretera, que ofrece una conducción más segura por la noche, y una cámara y sensores que detectan vehículos que hay por delante, así como peatones y ciclistas. El sistema nos avisa con señales sonoras para evitar el siniestro. Toyota Safety Sense también dispone de reconocimiento de señales de tráfico, control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de trayectoria, detector de ángulo muerto, detector de tráfico trasero, asistente de parking y control inteligente de luces de carretera. 
Airbags centrales:
euroncap-airbagscentrales.jpg 
En este vídeo se puede observar los crash test a los que ha sometido al Toyota Yaris:

NUEVAS PRUEBAS EURO NCAP DE 2020

El organismo ha incorporado una nueva prueba de impacto frontal a la hora de valorar la protección que ofrecen los vehículos a los ocupantes adultos. Se evalúa en qué medida interactúa el coche con los otros participantes en la colisión y cómo protege a sus ocupantes. 

Concretamente, el impacto de la barrera lateral se hace más fuerte, con una mayor masa del vehículo y una mayor velocidad de impacto.  La barrera deformable estacionaria ha sido sustituida por una barrera en movimiento de 1.400 kg que se vuelve más rígida según se va deformando.  Tanto el vehículo como la barrera son impulsados a una velocidad 50 km/h.

En los impactos laterales, este año incluye una evaluación de la protección de los ocupantes del lado opuesto y de la interacción entre los ocupantes del vehículo en esos impactos. 

Por primera vez, se valoran los recursos y las adaptaciones realizadas para facilitar el rescate rápido y la extracción segura después de una colisión. 

El cambio realizado en los impactos de la barrera frontal y la barrera lateral también influirá en el rendimiento dinámico de los dummies infantiles y en la evaluación de la protección de los ocupantes infantiles. 

Se han actualizado las pruebas de los sistemas de frenado autónomo de emergencia  (AEB). Ahora se evalúan tres escenarios: 

  • Con el vehículo de adelante que se para por completo.
  • Con el vehículo de adelante a una velocidad inferior que el vehículo probado.
  • Con el vehículo de adelante frenando a diferentes distancias del vehículo probado. Este sistema también es probado, por ejemplo, al girar en un cruce con tráfico en sentido contrario y al girar y encontrarse con un peatón cruzando. 

En definitiva, el organismo puntúa todos aquellos sistemas que logren evitar una colisión en todos los escenarios o que logren reducir significativamente la gravedad del impacto. 

Euro NCAP sigue valorando aquellos vehículos que cuenten con sistemas como el recordatorio del cinturón de seguridad y se incorpora en «Control del estado del conductor», donde también se incluyen los sistemas para determinar si un conductor está cansado o alterado. 

Aquí se pueden consultar todas las valoraciones que lleva a cabo el organismo.

Como ya hemos dicho, todos estos cambios hacen que no sea recomendable comparar vehículos de diferentes años, ya que las pruebas a las que han sido sometidos han variado y, por tanto, las comparativas no se hacen partiendo de  los mismo criterios.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top