Skip to Content

Nueva campaña de vigilancia del transporte escolar de la DGT

Nueva campaña de vigilancia del transporte escolar de la DGT

27/11/2017

Un total de 32 autobuses escolares se vieron implicados en accidentes en los que resultaron heridos 17 ocupantes durante el año 2016. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha una campaña especial de vigilancia y de concienciación del transporte escolar. Y es que 230 mil alumnos utilizan cada día el autobús escolar para acudir al colegio o regresar a casa. Nada menos que 17.000 autobuses realizan estos servicios de transporte escolar (cerca del 40% de toda la flota privada).

Se puede decir que el autobús escolar es un medio de transporte seguro. De hecho, durante el año pasado no se registró ninguna víctima mortal entre sus usuarios. Sin embargo, hay que destacar especialmente la vulnerabilidad de sus pasajeros y las vías por las que se suele circular. Tal y como indican desde Trafico, en su mayoría son carreteras convencionales y, por ello, se requiere de una especial vigilancia. 

Desde el 27 de noviembre y hasta el 1 de diciembre, la DGT pone en marcha una nueva campaña de vigilancia de este tipo de transporte. En este sentido, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil vigilarán en un primer momento que el autobús en cuestión cuenta con todos los requisitos de carácter administrativo, es decir, las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos para la correcta prestación del servicio.

Igualmente verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción, los tiempos de conducción y descanso.

También controlarán que los conductores circulan a la velocidad permitida y que no hacen uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción. Tráfico remarca que son precisamente los factores velocidad y distracción las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos. También se incrementarán los controles de alcohol y drogas entre los conductores. 

Hay que señalar que los agentes prestarán especial atención al uso del cinturón de seguridad. Recordamos que es obligatoria su utilización en aquellos autobuses que lo llevan instalado. Según la DGT, actualmente más del 60% de este tipo de vehículos equipan ya los cinturones de seguridad. Igualmente señalan que el uso de un sistema de seguridad en autobuses reduciría las lesiones mortales en un 90% en caso de choque frontal o vuelco, ya que correctamente abrochado evita la proyección del pasajero (adulto o niño) y reduce los impactos en el pecho, abdomen y piernas. Aquí más información sobre el uso de sillitas en autobuses escolares.

Hay que tener en cuenta que todos los autobuses matriculados a partir de octubre de 2007 deben contar obligatoriamente con cinturones de seguridad. Desde Fundación MAPFRE llevamos a cabo una campaña para promover el uso de este importante sistema de seguridad en todos los autobuses. Y es que a pesar de que muchos autobuses cuentan con este dispositivo, sólo 2 de cada 10 pasajeros lo utiliza.

COLOCACIÓN DEL CINTURÓN

Se recomienda la utilización de los cinturones de 3 puntos, ya que ofrecen una mayor protección. Sin embargo, éste debe ir bien colocado, especialmente en el caso de los niños. El cinturón de seguridad debe sobrepasar la altura del cuello del niño. No debe estar sobre el cuello o bajo la axila. 

Hay que verificar que los cinturones de seguridad están en todo momento correctamente tensados sin comprimir el tórax del niño, es decir, entre la espalda del niño y el respaldo debe quedar espacio suficiente como para que un adulto pueda introducir la mano.

En esta infografía ofrecemos consejos para para un transporte escolar seguro:

INFOGRAFIA: Consejos para un transporte escolar seguro en autobús
Ayúdanos a conseguirlo
Back to top