Skip to Content

¿Qué dice realmente la normativa sueca acerca de los SRI mirando hacia atrás?

¿Qué dice realmente la normativa sueca acerca de los SRI mirando hacia atrás?

22/03/2017

En Suecia defienden la colocación del SRI mirando hacia atrás desde hace casi cincuenta años. En la década de 1960, concretamente en 1963, Bertil Aldma, de la Chalmers University en Gotemburgo, diseñó el primer SRI a contramarcha basado en la posición de los astronautas en el proyecto Gemini. El profesor Aldma se fijó en cómo al repartir las enormes fuerzas de aceleración por la espalda de los astronautas, se soportaban mucho mejor. Pensó que eso mismo podría aplicarse a una colisión frontal en el caso de los niños.

Las razones para recomendar que los niños viajen mirando hacia atrás las comentamos en artículos como 'Beneficios de que nuestros hijos viajen siempre a contramarcha', por ejemplo, por la excelente protección de la cabeza, cuello y columna vertebral de un niño en colisión frontal (la mayoría).

En Suecia hace décadas que pasaron de la teoría a la práctica, y pueden estar orgullosos de mostrar al mundo unas estadísticas de mortalidad infantil prácticamente nulas salvo casos extremos. Por ejemplo, entre 1992 y 1997, sólo 9 niños en su SRI en la parte trasera del coche murieron en accidentes de tráfico en Suecia, y todos ellos estuvieron involucraron en accidentes catastróficos con graves daños en los vehículos, y pocos supervivientes.

Desde la década de los años 1960 se viene aplicando un test especial sueco, más restrictivo que la normativa oficial, y enfocado a “eliminar” en lo posible los SRI que ofrezcan menor protección ante colisiones mientras se circula a contramarcha. Se llama ‘Plus Test’.

¿Qué es el ‘Plus Test’ sueco?

El ‘Plus Test’ sueco es una prueba voluntaria para los fabricantes de sistemas de retención infantil. En Europa todos los SRI deben cumplir con la norma ECE R 44 o la norma UN R 129, pero cualquier asiento que supera con éxito el Plus Test ofrece la confianza de que cumple con los requisitos más exigentes de cualquiera de las dos normativas.

En esa prueba se realizan una serie de mediciones y test especiales, que nos dan una idea del nivel de exigencia en cuanto a seguridad que establece Suecia como un mínimo:

  • Se mide qué tensión (la fuerza en Newtons) en el cuello causa una colisión, frontal casi siempre porque es la más frecuente.
  • Los límites permisibles para esos impactos son extremadamente bajos.
  • Sólo los Sistemas de Retención Infantil orientados hacia atrás pueden pasar esta prueba.
  • El ensayo de colisión se realiza a una velocidad máxima de 56,5 km/h.
  • El choque se produce con una mayor energía que el mínimo exigido en la normativa.

EN SUECIA NO ES OBLIGATORIO IR MIRANDO HACIA ATRÁS

Es una creencia popular pensar que en Suecia existe una obligación por normativa para que los padres lleven a sus hijos mirando hacia atrás el máximo tiempo posible. Es una creencia falsa, ya que no se obliga por normativa.

Sin embargo, en Suecia no se concibe transportar niños en el coche en otra postura que no sea mirando hacia atrás: es sencillo y es seguro. Se trata de un proceso de concienciación que comenzó hace más de 50 años. Se puede decir que llevan años de ventaja al resto de Europa y, en general, al mundo.

En esta entrevista a Tommy Petterson, director del laboratorio de impactos de la VTI (Instituto Nacional Sueco de Investigación de Carreteras y Transportes), lo explica: 

Back to top