Skip to Content

Niños y patinetes eléctricos: ¿qué precauciones se deben tomar?

Niños y patinetes eléctricos: ¿qué precauciones se deben tomar?

12/01/2021

El número de usuarios de patinetes eléctricos se incrementa año tras año y los niños no son ajenos a esta proliferación. ¿A qué edad pueden utilizar un patinete eléctrico? ¿Puedo llevar a mi hijo como pasajero? Resolvemos las principales dudas que pueden surgir y enumeramos una serie de precauciones que se deben tener en cuenta. 

Los patinetes son vehículos de movilidad personal. Tal y como figura la propia Dirección General de Tráfico (DGT), son vehículos de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre los 6 y los 25 km/h. Con esta definición queda claro que hablamos de vehículos de una sola plaza. De hecho, así lo indican los propios fabricantes en sus manuales. Por todo ello, no deben viajar bajo ningún concepto dos pasajeros en un mismo patinete, es decir, un adulto no debe llevar a un niño en el patinete como pasajero. Esta imagen que muchos hemos visto en alguna ocasión está totalmente prohibida. 

¿Y a qué edad puede un niño utilizar un patinete eléctrico? En general, no se recomienda que sean utilizados por menores de 16 años. En todo caso, se debe consultar la normativa de cada país. En el caso de España, son los municipios los encargados de fijar una edad mínima, la cual varía de unos a otros. Si se va a utilizar en un recinto cerrado, se puede rebajar la edad pero, por supuesto, siempre bajo la supervisión de un adulto.

Recordamos que los usuarios de patinete eléctrico no pueden circular por las aceras ni por las zonas peatonales. De hecho, tienen que cumplir las normas de circulación como el resto de vehículos y queda también vedada su circulación en vías interurbanas, travesías, así como autopistas y autovías que transcurran  dentro de poblado ni en túneles urbanos. No pueden utilizar cascos ni el teléfono móvil y están obligados a someterse a los controles de alcoholemia. 

Traumatólogos del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y del Hospital del Mar alertan de que uno de cada cinco niños y jóvenes heridos en siniestros de patinete eléctrico son menores de 9  años que circulaban con una persona adulta, es decir, viajaban como pasajeros. A esto hay que añadir que la mayoría no llevaba casco ni ningún elemento de protección. El resto de menores atendidos, de entre 9 y 18 años, lo conducían y resultaron heridos al caer (42 de 45) o chocar contra otro vehículo (3 casos). 

Estos son los datos que se han registrado en el mencionado hospital entre febrero de 2019 y febrero de 2020. El estudio también revela que en un 58% de los casos, los niños o jóvenes atendidos por lesiones traumáticas (35 de los 60) tuvieron que ser ingresados a consecuencia de las heridas y que casi la mitad de estos (17) requirieron cirugía.

Por todo ello, se alerta de la importancia de no llevar bajo ningún concepto a un niño ‘como paquete’ en un patinete. 

Y es que debemos ser consciente de un trayecto, por muy corto que sea, puede terminan en un siniestro provocando lesiones y fracturas. Los expertos coinciden en indicar que muchos padres apuestan por este medio de transporte para llevar a sus hijos al colegio o moverse por la ciudad y, además, lo hacen sin la protección adecuada. Debemos tener claro que un patinete eléctrico no es un juguete, es un medio de transporte más y, como tal, debemos cumplir con las normas de circulación.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top