Skip to Content

¿Va el niño solo al colegio? Evita que cometa estos errores

¿Va el niño solo al colegio? Evita que cometa estos errores

21/01/2020

Llega un momento en la vida de los niños, y de sus padres, en los que se plantea la cuestión de ir solos al colegio. Puede ser antes o después, pero para unos parecerá siempre demasiado pronto, mientras que para los otros (los niños) parecerá demasiado tarde.

La realidad es que no es posible determinar con precisión, ni mucho menos de manera general, en qué momento está el menor preparado para salir solo a la calle para ir al colegio. Cada individuo es un mundo, y nunca es posible determinar una edad o un momento exacto en el que los niños cambian, o llegan a un momento de desarrollo en el que es seguro que se desplacen solos.

A pesar de todo ello, se estima una horquilla de edad ideal para empezar a disfrutar de esta autonomía entre los 9 y los 12 años, tal y como apreciábamos en este artículo con consejos a la hora de que los niños vayan solos al colegio.

Los riesgos de ir solos al colegio

Sin ánimo de ser alarmistas, los niños se enfrentan a unos ciertos riesgos a la hora de ir solos al colegio. Para ilustrar los diferentes tipos de riesgos que corren los niños mientras van al colegio a pie, SafeKids ha desarrollado una aplicación web que sirve para que los propios niños entiendan qué no deben hacer, y cuáles son los comportamientos correctos.

Se llama «How to walk» (Cómo caminar) y, aunque está disponible tan solo en inglés, podemos encontrarnos con las siguientes amenazas:

1. Caminar distraídos mientras escuchan música con auriculares, o mientras miran el móvil: caminando hacia la escuela no deben utilizar auriculares (que enmascaran el sonido ambiente y de los coches), ni estar preocupados del móvil, las redes sociales o cualquier distracción.

2. Cruzar la calzada por un lugar inadecuado: para cruzar la calzada deben utilizarse los pasos de cebra y los semáforos para peatones. Siempre hay que evitar cruzar por zonas inadecuadas para evitar atropellos.

3. Caminar de noche con ropas oscuras: es un grave error. De noche, deben llevar ropas claras o algún distintivo que refleje bien la luz y caminar, siempre que sea posible, por zonas iluminadas y adecuadas para los peatones.

4. No darse cuenta de los conductores despistados: siempre deben esperar a que todos los vehículos que se acercan a un paso de cebra se hayan detenido por completo. No deben hacer caso a las señales de los conductores para que crucen la calle, sino cerciorarse de que no hay vehículos en movimiento antes de empezar a cruzar.

5. Caminar por la carretera de manera incorrecta: si no queda otro remedio, deben caminar por la carretera de manera que vean venir el tráfico, y siempre han de hacerlo lo más alejados posibles de los vehículos.

6. Despreocuparse de los coches que dan marcha atrás: al dar marcha atrás, la visibilidad del conductor es menor, por lo que los niños deben evitar pasar caminando por detrás de estos vehículos, especialmente de autobuses y camiones.

7. El segundo coche: en ocasiones, a pesar de que hay vehículos que se detienen en un paso de cebra, otros conductores no tienen tiempo para hacerlo, o bien creen que pueden pasar antes de que los peatones lleguen a su altura. 

Los niños deben esperar siempre a que todos los vehículos estén completamente detenidos, para cruzar de forma segura.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top