Skip to Content

Niños en bicicleta: todas las claves para que circulen seguros

Niños en bicicleta: todas las claves para que circulen seguros

18/04/2018

El buen tiempo nos hace desempolvar las bicicletas, engrasar sus cadenas y rodamientos, y lanzarnos en familia a disfrutar de la naturaleza, de un buen paseo o, simplemente, jugar. Los niños en bicicleta son muy vulnerables ante cualquier imprevisto o caída, y por eso debemos educarlos correctamente, dándoles las claves esenciales de seguridad para cuando ellos pedalean, y también para cuando son simples pasajeros.

Los niños cuando son ellos los ciclistas

Es muy importante enseñar a los niños las principales prácticas de seguridad que se pueden seguir sobre una bicicleta. La primera y más importante es que deben ir bien protegidos para evitar lesiones si se caen, sobre todo cuando son más inexpertos o están empezando a ir sin asistencia (como los ruedines, por ejemplo).

Tal y como expusimos en su momento, el uso del casco en la bici es siempre recomendable, ya sea obligatorio o no. En el caso de los niños menores de 16 años, el uso del casco siempre es obligatorio, tanto en ciudad como en carretera. Se puede pensar que un recinto privado no es parte de la ciudad, y que como tal no está sujeto a las obligaciones de la ley, y es precisamente en esos lugares en donde más se recomienda el uso de esta protección. Una mala caída en un parque privado dentro de una urbanización es igual de peligrosa que en las calles de la ciudad.

Por otro lado, el uso de luces en la bicicleta, y de chalecos reflectantes o prendas muy vistosas cuando se ponen a pedalear es importante de cara a su seguridad. Si el resto de los peatones y usuarios de la vía son capaces de distinguir desde lejos la presencia del pequeño ciclista, tanto mejor. Esto está especialmente recomendado para cuando los niños pasan de cierta edad y dejan de poder circular por la acera (algo permitido cuando son muy pequeños y van acompañados de sus padres), y deben salir al asfalto, o cuando circulan por vías interurbanas.

Los niños como pasajeros de la bicicleta

Otro caso en el que los niños viajan en bici es cuando van como pasajeros y es uno de sus padres o un hermano mayor, por ejemplo, quien lleva los mandos (siempre que sea mayor de edad). El ciclista debe cumplir las normas de circulación, y lo mismo aplica para los pequeños pasajeros.

Para llevar adecuadamente a un niño en bicicleta como pasajero, debemos tener en cuenta que el uso del casco es obligatorio siempre. Los pasajeros están siempre más desprotegidos que los ciclistas a los mandos. Es recomendable que el adulto que lleva la bicicleta lleve también casco, a pesar de que no sea obligatorio en algún caso, por el simple hecho de dar un ejemplo positivo a los más pequeños.

Solo se puede llevar un niño como pasajero hasta que cumplan 7 años, y esto siempre deben ir acomodados en un asiento adicional homologado según la norma UNE-EN 14344:2005. Existen también los remolques pequeños para bicicletas, aunque en el fondo no está regulado de manera expresa y general. Dentro de poblado, el reglamento dice que hay que atender a lo dispuesto en las ordenanzas municipales. Por tanto, dependerá de tu ayuntamiento que puedas, o no, utilizar este tipo de remolques.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top