Skip to Content

Las motocicletas, principal medio de transporte donde fallecen los niños en Latinoamérica

Las motocicletas, principal medio de transporte donde fallecen los niños en Latinoamérica

25/09/2017

El problema de las motos en Latinoamérica es grave: en los últimos años se han multiplicado los porcentajes de siniestralidad en menores de 17 años que viajan en este medio de transporte. Los menores viajan la mayor parte de las veces sin atender siquiera a los más básicos principios de seguridad, como podría ser el casco.

La tasa de mortalidad en moto en Latinoamérica es de 1,6 cada 100.000 habitantes (1998-2010). El crecimiento de la mortalidad es muy notable, pasando de 0,8/100mil en 1998 a 3,5/100mil en 2010, siendo Colombia (3,6 cada 100mil), Brasil (2,9 cada 100mil) y Paraguay (2,5 cada 100mil) los países con mayor tasa de fallecidos en motocicleta de toda la zona.

Por otro lado, el parque de motos en los países latinoamericanos no deja de crecer y las razones principales son su bajo precio y coste de mantenimiento, y la rapidez como medio de transporte frente a otras alternativas. Los datos son demoledores: en América Latina y el Caribe los siniestros de tráfico son la primera causa de muerte en niños entre 5 y 14 años y en países como Uruguay, Brasil, Colombia y República Dominicana la moto acumula cerca de la mitad de los fallecidos.

Si un adulto es muy vulnerable en moto, aunque lleve las protecciones mínimas exigibles como el casco, un niño es todavía más frágil debido a sus características físicas y a que tanto el cráneo como el cerebro no han alcanzado el desarrollo completo. La legislación en nuestro país es bien clara, tal y como recogemos en el artículo “¿Puedo llevar a mi hijo en moto?”, pero en Latinoamérica la cosa no está tan clara.

Curiosamente, la percepción general acerca de la seguridad de los niños en moto en la región señalada es alta en los seis países objeto de un estudio del Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial (Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay, República Dominicana y Uruguay), con un porcentaje de padres y madres que ven la moto como transporte seguro para sus hijos que llega al 80%.

Como dijimos, las principales razones para el incremento espectacular en el uso de la moto (en Brasil el parque de motocicletas aumentó en un 346% en 11 años, y el porcentaje de menores de 17 años fallecidos pasó del 1% en 1996 al 26% en 2014) son económicas y de agilidad en el tráfico, además de otros factores son menos importante como la disponibilidad de un servicio de transporte público deficiente.

A pesar de este aumento de motocicletas, la percepción sobre la seguridad es errónea en la mayor parte de los países y ciudades del estudio: las razones para no utilizar dispositivos de seguridad casco, chaleco y bandas reflectantes, luces…) son la incomodidad, el desconocimiento, la falta de leyes claras y razones más subjetivas como el calor que producen, por ejemplo. En el caso de los niños pequeños, la no existencia de cascos homologados para ellos (y que no haya leyes que lo regulen) y la imposibilidad de alcanzar los reposapiés de las motos por su corta talla multiplica sus riesgos.

Otras razones para el aumento de la siniestralidad en moto son que no se respeta la legislación, en caso de que exista, y los niños viajan sin protección y en lugares peligrosos (por ejemplo, delante del conductor). El trabajo por hacer en el continente americano es enorme para educar a la población de forma que se superen los argumentos como “no me va a pasar nada”, “el casco da calor” o “las medidas de seguridad son caras”.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top