Skip to Content

Trucos para elegir monovolumen familiar

Monovolumen

Si tienes familia con niños o estás a punto de tenerlos, tal vez estés buscando un coche más amplio y capaz. Los vehículos monovolumen estarán en tu lista, ya que es el tipo de coche mejor adaptado a la familia. Te damos aquí unas cuantas claves para escoger el monovolumen que más se ajusta a tus necesidades.

¿Necesitas un monovolumen?

Por su concepción el monovolumen es el tipo de coche más práctico para la familia por su facilidad de acceso al interior, espacio habitable, modularidad de los asientos y espacio de carga.

Pero los monovolumen tienen sus desventajas comparados con berlinas familiares más convencionales equivalentes. Los monovolumen son más voluminosos, gastan más combustible, suelen ser más caros y menos ágiles en carreteras y entre el tráfico, por lo que conviene pensarse si de verdad se necesita.

Compra un monovolumen si…

Se disfrutan más las virtudes de los monovolumen cuando la familia tiene 4 o más miembros. Cuando hay dos o más niños, se aceptan mejor esas desventajas de tamaño, peso, consumo y precio, con tal de ganar en comodidad de acceso al interior para incorporarlos a sus sillas infantiles, así como viajar todos en un espacio agradable.

Compra una berlina familiar si…

Si tienes un solo hijo sin expectativas de aumentar la familia, piensa que con una berlina familiar -también conocidas como rancheras- tendrás suficiente espacio interior, con un maletero grande en un coche más ágil de conducir. Tendrás que agacharte un poco para introducir al niño en el coche, pero si sólo es uno se tolerará mejor.

Tener un coche más ágil de conducir se hace más importante si vives en zonas urbanas muy pobladas, con problemas para aparcar cada día, o si haces muchos trayectos diarios solo, al trabajo, por ejemplo.

También puedes descartar un monovolumen aunque tengas dos hijos cuando éstos dejan de ser pequeños y dejan de usar sillitas. Ellos mismos se subirán, incluso más cómodamente, a un coche convencional y se abrocharán sus cinturones. Además, verás que, según crecen, los niños necesitan menos equipaje.


Elegir tamaño

Si te decides por un monovolumen hay que elegir qué tamaño es el más aconsejable. Con una familia joven de cuatro miembros que viva en una zona congestionada de tráfico, son interesantes los monovolumen compactos del segmento C.

Vehículos como el Ford C-Max, Citroën C4 Picasso, Renault Scenic, Volkswagen Golf Sportsvan y el Mercedes Clase B como modelo Premium, tienen tamaños compactos, con altura de techo elevada, una postura dominante sobre la carretera y una conducción cercana a la de una berlina normal.

Los SUV compactos “Grand”

Si no hay problemas de aparcamiento son más interesantes las versiones “Grand” de estos monovolumen compactos. Tienen una longitud aumentada y capacidad para siete plazas, con maleteros aún más grandes. Nos referimos a vehículos como el Citroën Grand C4 Picasso, Ford Grand C-Max, Renault Grand Scenic, Volkswagen Tourán, Opel Zafira Tourer e incluso el BMW Serie 2 Grand Tourer como alternativa premium.

Si te decides por uno de éstos y la tercera fila de asientos es opcional, piensa fríamente cuántas veces vas a utilizar las sexta y séptima plaza. Si no las montas como opción ahorrarás dinero y consumo de combustible al reducir el peso del coche unos 80 kg.

Los grandes monovolumen

Cuando aparecieron los monovolumen en los años 90 eran vehículos muy grandes. Ahora, los monovolumen compactos han mejorado tanto que cada vez hay menos selección de estos grandes monovolumen. Son muy voluminosos, suelen consumir bastante combustible en el día a día y tienen precios caros cuando están medianamente equipados.

Los más interesantes son el Seat Alhambra, Ford S-Max o Galaxy, SsangYong Rodius y Lancia Voyager.

Lo sensato es elegir un monovolumen compacto a no ser que realmente se necesite uno grande. Además hay que preparar mucho presupuesto de compra, de seguro y de combustible, si quieres un monovolumen grande y nuevo.

A favor tienen los asientos individuales en las siete plazas, con una gran modularidad. Suelen tener ISOFIX en los tres asientos de la segunda fila aumentando la versatilidad. No pierden toda la capacidad de maletero cuando los siete asientos están montados y viajar con espacio para todos es placentero.

Furgos famliares

Una alternativa a los monovolumen grandes para familias muy numerosas son las furgonetas en versión familiar. Pueden tener precios más accesibles y tienen más espacio, aunque pierden en confort. Todos los grandes fabricantes tienen este tipo de vehículos en su gama de comerciales. Como ejemplos, el Citroën Jumpy Multispace, Peugeot Expert Tepee, Renault Trafic Passanger o Ford Tourneo Custom.

Gasolina o diésel

Elegir entre motor de gasolina o diésel es más fácil de lo que parece. Elige gasolina en los monovolumen compactos si no vas a hacer muchos kilómetros al año (< 15.000 km), con dos condiciones: siempre que el motor de gasolina sea moderno y turbo, y siempre que la diferencia de precio con la versión diésel sea interesante.

Elige diésel siempre en los monovolumen grandes para compensar su peso y consumo. Entre los compactos cuando vayas a utilizar el coche intensivamente a diario, por ejemplo con kilometrajes de más de 25.000 km.

Equipamiento

No te vuelvas loco con el equipamiento. Cuanto más pongas, más caro será el vehículo y más se depreciará cuando quieras venderlo. A lo que nunca debes renunciar es a la conexión Bluetooth del teléfono y al climatizador automático. Un detalles muy interesante son los cristales oscuros en las ventanillas traseras para reducir el efecto del sol en las plazas traseras.

En cuanto a nivel de acabado del vehículo ten en cuenta que una suspensión muy confortable y blanda provoca más balanceos, que pueden provocar más mareos en los niños. Un suspensión suficientemente firme reduce este efecto. Ford y el Grupo Volkswagen producen vehículos monovolumen con un gran compromiso entre confort y agilidad.

Pero elijas el coche que elijas, recuerda que para que un coche sea 100% seguro, lo más importante es que no perdamos de vista algunas cosas.


Objetivo Cero

Back to top