Skip to Content

Mi hijo comienza el colegio, ¿cómo debe viajar?

Mi hijo comienza el colegio, ¿cómo debe viajar?

12/09/2016

La vuelta al cole ha llegado y ello obliga a las familias a tener en cuenta un sinfín de cuestiones:  Libros, uniformes, nuevos horarios y nuevas rutinas que nos obligan a estar alerta.

Dentro del nuevo ámbito escolar, uno de los aspectos más significativos es el transporte y todo lo que ello conlleva.

¿CÓMO VAN NUESTROS HIJOS AL COLEGIO?

Existen múltiples formas de acudir al centro escolar cada mañana: en la ruta del autobús escolar, en vehículo propio, a pie… La seguridad de cada una de ellas, irá estrictamente relacionada con la información y la educación.

Os resumimos las normas básicas de seguridad vial para hacer su viaje al cole lo más seguro posible.

RUTA ESCOLAR EN AUTOBÚS

Según la DGT, el autobús es el medio de transporte más seguro y más usado por los niños en España. Su normativa recoge muchos aspectos relativos al mantenimiento del vehículo pero también a los detalles del trayecto.

La normativa relativa al vehículo es muy clara: no deben superar los 16 años de antigüedad, deben llevar la señalización de transporte escolar, superar la inspección técnica en las fechas establecidas y contar con seguro obligatorio.

Los padres y tutores deben saber que es obligatoria la presencia de un acompañante cuando el 50% de los niños transportados tengan menos de 12 años. Y que el acompañante debe llevar chaleco reflectante y ser el primero en bajar del vehículo para comprobar la seguridad del acceso. Este último punto es muy importante, y eleva así la importancia de la figura del acompañante, ya que la mayor parte de los accidentes (90%) se producen durante la subida/bajada de los niños del autobús. 

Respecto al trayecto, el autobús, como medio de transporte escolar, también cuenta con una serie de pautas regladas:

-    La duración máxima del tiempo de viaje en cada sentido no debe exceder la hora.

-    Los recorridos y paradas deben estar previamente autorizados.
-    Siempre debe circular a una velocidad 10km/h menor que la establecida en la vía.

En cuanto a las paradas, uno de los mayores puntos negros de la seguridad vial en términos escolares, el Real Decreto 443/2001 del 27 de abril, obliga a presentar un informe vinculante emitido por las Jefaturas de Tráfico correspondientes para la autorización de las distintas rutas de transporte escolar.

Ese informe ayudará a decidir las paradas más convenientes, previo estudio y análisis de sus localizaciones, y constará de la siguiente información básica:

-    Localización de la parada de transporte escolar.
-    Características de la sección.
-    Accesos a la parada en sí.

VEHÍCULO PARTICULAR 

La normativa para viajar con niños en coche en el trayecto al colegio es la misma que debemos mantener en el resto de viajes aun así, conviene recordarla:

-    El niño debe ir correctamente sentado, bien sujeto con el cinturón de seguridad y los sistemas adecuados.

-    Si mide menos de 1,35 metros, deberá ir con elevador o sistema de retención infantil.
-    Fundación MAPFRE recomienda que hasta que cumplan los cuatro años, la mejor manera de llevarlos es en el sentido contrario a la marcha.

ANDANDO

Esta manera de ir al colegio que es la más tradicional, y para algunos un privilegio, también tiene unos aspectos a tener en cuenta para que sea segura.

Aquí, unas pautas: 

-    Siempre se debe cruzar por los pasos de peatones, mirando a ambos lados de la calzada.
-    No cruzar corriendo, saltando o jugando; se corre el peligro de caer en medio de la carretera.
-    Si son muy pequeños, debe ir obligatoriamente cogidos de la mano del mayor en cualquier situación.
-    Nunca pasar entre vehículos estacionados en la vía. Su visibilidad es reducida.
-    En la acera, caminar siempre por el lado interno, y siempre prestando especial atención a los garajes.
-    En caso de ir por el arcén, que sea por el izquierdo, así los conductores pueden verles de frente.

¿CUÁL ES LA FORMA MÁS SEGURA? 

Bien, el autobús es la considerada más segura, ya que existe una profesionalización de la tarea y una normativa que recoge y contempla minuciosamente infinidad de aspectos en materia de seguridad. 

Esto no quiere decir que las otras formas sean inseguras, ni mucho menos. 

Como hemos dicho antes, con la educación y concienciación adecuadas, cualquier forma de ir al colegio puede ser segura. 

¡Feliz vuelta al cole para todos!

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top