Skip to Content

Mensajes de motivación según la edad para que los niños quieran ir correctamente sujetos en el coche

Mensajes de motivación según la edad para que los niños quieran ir correctamente sujetos en el coche

30/11/2016

Mi hijo de 8 años no quiere utilizar el sistema de retención infantil, ¿qué le puedo decir para hacerle cambiar de idea? ¿Qué puedo hacer para que quiera ir correctamente abrochado? Desde el Departamento de Tráfico de Estados Unidos (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA), a través de Safercar, nos ofrecen una serie de mensajes de motivación según las diferentes edades.

Cuando hablamos de niños pequeños, menores de 8 años, entre los motivos posibles por los que no quieran ir en la sillita encontramos que ésta pueda no ser cómoda, que se aburran y que, por eso, no quieran ir detrás en el SRI… Aquí tendremos que intentar conseguir que el viaje sea atractivo y que el niño se familiarice con la sillita. Debemos empezar dándole ejemplo y explicándole que al igual que nosotros nos ponemos el cinturón de seguridad, ellos deben ir con la sillita bien abrochada. Una buena opción es convertirlo en un juego y hacer que estén entretenidos durante el trayecto.

Por supuesto, el problema mayor lo encontramos cuando es el niño mayor de 8 años el que no quiere ir en el sistema de retención infantil. Tal y como indican desde el NHTSA, “los preadolescentes atraviesan varias etapas de desarrollo –social, cognitivo y emocional– que nos dan una perspectiva útil de las cosas que tienen sentido para ellos y lo que los motiva”. Teniendo esto en cuenta, se han elaborado algunos mensajes de motivación para que quieran llevar el SRI o el cinturón de seguridad bien sujeto.

Niños de 8 a 12 años: Hablamos de niños en edad escolar de primaria. Aquí debemos hacer énfasis en las consecuencias y las ventajas a corto plazo de ir con la sillita bien sujeta. Una opción es dejarles que lleven algún aparato electrónico si van bien sujetos.

Mensajes del NHTSA: 

-“Después de que te abroches el cinturón puedes jugar con tu [aparato electrónico]”.

-“Si no te vas a abrochar el cinturón de seguridad, no vamos a ir a [lugar de diversión]. O te abrochas el cinturón de seguridad o nos quedamos en casa, tú decides”.

-“Sé que hacemos este [corto] recorrido todos los días, pero la mayoría de los choques mortales ocurren cerca de donde viven las personas”.

-“Puede que estemos conduciendo lentamente, pero la mayoría de los choques mortales ocurren cuando las personas conducen a menos de 40 millas por hora” (unos 64 kilómetros por hora).

Niños de 13 a 14 años: En este caso, ya estamos hablando del cinturón de seguridad. Niños de educación secundaria que pueden mostrar rebeldía a la hora de ir correctamente sujetos en el coche. Al respecto, el Departamento de Tráfico de Estados Unidos destaca que el cumplimiento de la ley puede ser una motivación, es decir, la posibilidad de que le ve la policía. 

Es importante hacerle entender qué dice la normativa al respecto y por qué debemos cumplirla. 

Mensajes del NHTSA:

-“Si un policía se da cuenta de que no tienes abrochado el cinturón de seguridad, me va a multar, y ese dinero va a salir de tus ahorros”.

-“La mayoría de los choques mortales ocurren a unas 25 millas del hogar y a velocidades de menos de 40 millas por hora” (aproximadamente 32 kilómetros de distancia y a 64 km/h de velocidad).

Hay que personalizar cada mensaje según la etapa de desarrollo en la que se encuentre el menor y según su personalidad. Poco a poco, iremos aprendiendo qué funciona y podremos ir ajustando el mensaje a medida que los hijos crecen.

Es muy importante no rendirse. Nunca debemos arrancar el coche si hay alguien en su interior que no está debidamente sujeto. Por supuesto, debemos ser coherentes y dar ejemplo. Yo lo llevo, tú también.

A continuación, la campaña ‘Never give up until they buckle up’ (Nunca te rindas hasta que se abrochen), de AD Council y NHTSA:

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top