Skip to Content

Los errores más frecuentes al sentar al niño en su SRI

Instalación de SRI

En parte las nuevas homologaciones luchan por eliminar al máximo esos posibles fallos o despistes, pero… siempre puede despistarse “algo”. Y existe otro dato, que es que desde la aprobación de la nueva homologación de SRI, hasta que sean mayoría, pasan años, y existe un “parque” de SRI obsoletos que pueden seguir en uso (algo en ciertos casos desaconsejado).

Repasaremos los errores más comunes a la hora de sentar al niño en un SRI, errores que podemos evitar fácilmente con un poco de atención extra, repasando el anclaje o las sujeciones del niño, y corrigiendo su postura.

  • Utilizamos un SRI que no es el adecuado para su edad, talla o peso. Esta duda dejará de ser frecuente con la llegada de i-Size, pero se puede considerar que hay niños que van en sillitas demasiado pequeñas, o demasiado grandes, y esto es un error.
  • Si no disponemos de ISOFIX, el anclaje del SRI al asiento del coche es un punto caliente en cuanto a errores de colocación. Hay que seguir las instrucciones específicas para cada modelo de silla (aunque suelen ser bastante comunes), y probar que el SRI está correctamente colocado, usualmente tirando nosotros mismos con fuerza, y comprobando que no hay movimientos extraños.
  • El siguiente punto es el ajuste del arnés de seguridad. Vale para todos, pero sobre todo en los SRI más pequeños, es clave ceñir bien los cinturones al cuerpo del bebé, y para eso hemos de comprobar que no hay holguras en ninguna parte de los mismos, y que nada interfiere en ellos.
  • La postura del niño puede variar, eso ya lo sabemos, pero lo que deberíamos tener presente y suele ser fuente de errores (por quedar mal ajustados, después, los arneses), es que la postura inicial del niño debe ser la correcta. Debe estar bien sentado, con la espalda en el respaldo y sin que haya interferencias en el proceso como la manipulación de juguetes. Una vez ajustados los arneses, por supuesto ya puede seguir con sus actividades.
  • La colocación del SRI es, de forma indirecta según se vea, un error si se hace en el sentido incorrecto a una edad temprana. Es decir, siempre es más seguro que el niño circule mirando hacia atrás, que hacia delante. Es frecuente que el niño insista en ir hacia delante para poder ver más cosas, pero nosotros como padres debemos decidir, en cada momento, qué es más seguro.
Como vemos, son errores que parecen de bastante poca importancia, pero que son frecuentes. Y la importancia es siempre relativa, dado que un arnés flojo no protege el cuerpo del bebé, del niño, ni siquiera del adulto. El aparente error sin importancia se vuelve clave en el momento en que se da una colisión.

A partir del 1 de octubre de 2015, conforme a los Cambios en el Reglamento General de Circulación respecto al uso de cinturones y Sistemas de Retención Infantil solo pueden ocupar el asiento delantero los menores de 18 años y de hasta 135 cm de altura, si todos los asientos traseros ya están ocupados por menores de 18 y más bajos de 135 cm, con su sistema de retención.
Back to top