Skip to Content

Pese a la prohibición y el peligro que entraña, el 40,80% de los conductores reconoce llevar a un menor en el asiento delantero en distancias cortas

Pese a la prohibición y el peligro que entraña, el  40,80% de los conductores reconoce llevar a un menor en el asiento delantero en distancias cortas

06/02/2017

A pesar de que actualmente la legislación española obliga a que los niños menores de 135 cm vayan en los asientos traseros, todavía son bastantes los conductores que deciden llevarlos delante. Llama la atención que entre los motivos principales no se encuentre una de las tres excepciones que hay. De hecho, el 40,80% asegura llevar al menor en el asiento delantero en las distancias cortas. 

La normativa actual indica que los menores de 135 cm deben ir con un sistema de retención infantil homologado en los asientos traseros. Sólo hay tres excepciones para que puedan ir delante, en el asiento del copiloto:

-Que los asientos traseros ya estén ocupados por otros niños con sillita de coche.

-Que no se pueda instalar la sillita en el asiento trasero.

-Que el vehículo no disponga de asientos traseros.

Sin embargo, es llamativo el hecho que estos motivos no se encuentran entre las principales razones por las que los niños suelen ir delante. 

El estudio ‘Asientos elevadores en el automóvil: ¿Hasta cuándo hay que usarlos?’, realizado por Fundación MAPFRE, muestra que el 1,65% asegura que siempre usa el niño el asiento delantero. Un 4,62% lo hace a menudo y un 15,38% de vez en cuando. Por el contrario, un 21,54% lo hace raramente y un 56,92% nunca.

Entre las circunstancias por las que un menor se sitúa el asiento delantero, la que recibe un mayor apoyo es precisamente la que afirma hacerlo en las distancias cortas, con un 40,80%. Debemos tener en cuenta que por muy corto que sea el camino, el niño debe ir correctamente sujeto en su sillita. Se ha demostrado que el asiento trasero es el más seguro y, por ello, el más indicado. 

Igualmente, un 12,07% afirma hacer lo mismo pero como algo excepcional mientras que un 10,92% asegura que lleva al menor delante cuando no hay nadie más.

Hay que destacar que un 5,17% confirma llevar a los niños en el asiento del copiloto cuando el coche va completo (sólo debe ser así si los que viajan detrás son también niños con sillita) y un 4,60% cuando va con un adulto. 

También, encontramos que un 3,45% lo hace por comodidad y 2,30% afirma hacerlo con medidas de seguridad. Llama especialmente la atención el 2,30% que afirma llevar al niño delante cuando lo pide y un 2,30% que lo hace cuando va por el campo. Un 1,72% asegura hacerlo porque el niño se marea. 

¿POR QUÉ ES MEJOR DETRÁS?

Tal y como recogió la Dirección General de Tráfico (DGT) en el momento de lanzar la medida, un estudio realizado en EE.UU. con 5.751 menores de 15 años ocupantes de vehículos que habían sufrido un accidente grave de tráfico mostró que el hecho de ir sentados en el asiento trasero tuvo un efecto protector, siendo relevante entre lesión grave o muerte.

Además, el estudio “Rear seat safer: seating position, restraint use and injuries in children in traffic crashes in Victoria, Australia”  señala que el riesgo de muerte en menores de 4 años que viaja en un coche accidentado es el doble si lo hacen en el asiento de delante y 4 veces más si se trata de menores de 1 año.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top