Skip to Content

¿La normativa i-Size divide las sillitas en grupos?

¿La normativa i-Size divide las sillitas en grupos?

29/08/2016

La palabra ‘i-Size’ se refiere precisamente a la talla. Y es que la altura pasa a ser el criterio básico que determina cuándo hay que cambiar una sillita de grupo por otra superior. Con la nueva norma ‘i-Size’ se deja de dividir las diferentes sillitas en grupos según la edad o el peso. La altura es el factor determinante y deja atrás la división en grupos.

Los sistemas de retención infantil bajo la homologación i-Size ya no se dividen por categorías ni por grupos según el peso.  Es el fabricante el encargado de decidir, dependiendo de las características de su producto, para qué niños es eficaz y seguro. Así, ya podemos ver cómo muchas sillitas i-Size indican que su SRI está indicado para niños de una altura concreta.

Y es que anteriormente, con la antigua división, muchos eran los padres que cambiaban de sillita a una superior obligando así a los más pequeños a ir en dirección a la marcha, cuando se ha demostrado que lo más seguro para los niños es viajar a contramarcha el mayor tiempo posible. De hecho, en Fundación MAPFRE recomendamos que se haga así hasta los 4 años. Así, con la homologación i-Size se permite que los niños vayan en dirección contraria a la marcha hasta los 15 meses.

¿POR QUÉ LA ALTURA?

Los expertos indican que la altura es el mejor factor a la hora de elegir sillita. Entre los motivos se encuentran que los padres son más conscientes de la altura de sus hijos que, por ejemplo, del peso. Se asemeja así al proceso para elegir talla de ropa. 

Tampoco se puede medir por la edad, ya que hay una gran diferencia entre unos niños y otros del mismo tiempo. Cada niño crece de una manera diferente. La diferencia de estatura en niños de la misma edad es todavía más acusada en niños de diferentes países. No olvidemos que uno de los objetivos de dicha normativa es homogeneizar los sistemas de retención infantil a nivel europeo y que sean universales, por lo que la altura es un buen indicador.

A pesar de todo, la edad y el peso todavía pueden ser utilizados como indicadores para ayudar a los padres a elegir el mejor SRI. 

En julio de 2013 arrancó la primera fase de la nueva norma i-Size. De momento, ambas son válidas: tanto la ECE R44 como la i-Size. Por lo menos, hasta 2018, fecha en la que se espera que una norma sustituya definitivamente a la otra.

En definitiva, si queremos adquirir una sillita i-Size, no tenemos que fijarnos si nuestro hijo se encuentra dentro de grupo u otro. Basta con elegir una sillita dentro del rango de altura del menor.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top