Skip to Content

¿Es importante que no queden juguetes o hebillas entre el niño y el cinturón?

¿Es importante que no queden juguetes o hebillas entre el niño y el cinturón?

10/11/2017

Muchas veces colocamos al niño en la sillita de coche sin llegar a comprobar que no hay ningún juguete de por medio, tanto en el sistema de retención infantil como en los bolsillos del menor. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no realizar esta comprobación previa puede suponer un riesgo en caso de un frenazo brusco o un accidente de tráfico.

Debemos tener en cuenta que a veces los niños llevan en los bolsillos de la chaqueta, sudadera o pantalón objetos, como juguetes, o incluso la propia ropa tiene piezas rígidas, como pueden ser hebillas, que pueden quedar entre el niño y el cinturón de seguridad o el propio arnés. En caso de accidente de tráfico pueden llegar a ocasionar lesiones innecesarias. 

No olvidemos que la inercia de un frenazo brusco o un impacto frontal o trasero hace que el cuerpo del niño se desplace hacia adelante. Es aquí cuando el cinturón de seguridad o arnés retienen al menor dentro de la sillita. Si en el camino hay algún tipo de objeto, haremos que el sistema de retención infantil no proteja adecuadamente y este objeto en cuestión se podría incrustar en el cuerpo del menor. 

Esto es algo que advierten incluso los propios fabricantes de sistemas de retención infantil en sus manuales de utilización. Y es que dependiendo del objeto y del tipo de accidente, la lesión puede ser mayor o menor. Tampoco hace falta que sea un grave siniestro para encontrarnos con secuelas por este motivo. Basta con un frenazo brusco para que el cuerpo del menor se vea desplazado y se clave dicho objeto

Por todo ello, siempre es recomendable comprobar, en primer lugar, que no hay ningún objeto suelto dentro del habitáculo como pueden ser juguetes que puedan salir proyectados en caso de un accidente. Revisaremos, sobre todo, la sillita de coche: que no haya ningún pequeño objeto entre los arneses, en el cojín…

A continuación, retiraremos la chaqueta al menor. Recordamos que llevar a los niños en la sillita de coche con el abrigo puesto es un error, ya que no ofrece una falsa sensación de sujeción. Recomendamos el artículo ¿Puede un abrigo poner en riesgo la eficacia de las sillitas y la seguridad de los niños?

El arnés o cinturón deben estar firmes y esto no ocurre si llevan ropa voluminosa. También revisaremos los bolsillos de la sudadera, camisa, pantalón o cualquiera otra prenda con bolsillos. 

Tras comprobar que ni hay ningún objeto que pueda dañar al menor, le sentaremos en la sillita y le abrocharemos bien (sigue estos consejos para una adecuada instalación y sujeción). 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top