Skip to Content

La importancia de una buena sillita

La importancia de una buena sillita

20/08/2014

El precio

En un principio el precio no es un reflejo exacto de la seguridad que pueda ofrecer una sillita. Siempre que cuente con una etiqueta de homologación, la sillita en cuestión habrá superado todas las pruebas de seguridad exigidas y sería una opción válida para proteger a nuestro bebé, sin importar su precio. No obstante, existe una serie de cojines elevadores cuyo precio es notablemente inferior al de las sillitas y que, a pesar de estar homologados, no ofrecen las mismas garantías de seguridad. Esto se debe a que no cuentan con respaldo ni reposacabezas, lo que disminuye la protección que ofrecen en caso de impacto lateral.

Comparar los modelos

Con el fin de recomendar los mejores modelos y ayudar en la elección del SRI, existe una serie de comparativas independientes que evalúan los distintos modelos, clasificándolos según la seguridad que ofrecen. Si decidimos adquirir un modelo valorado insatisfactoriamente no quiere decir que nuestro hijo no vaya a ir adecuadamente protegido, la sillita contará con una etiqueta de homologación que garantiza unas medidas de seguridad mínimas. Sin embargo, al ser algunos modelos más seguros que otros, desde FUNDACIÓN MAPFRE recomendamos dejarse aconsejar por los resultados de estas comparativas y comprar la que sea más segura.

Si nos encontramos con dos modelos parecidos o similares, no significa que compartan las mismas características. A veces ocultan modificaciones de diseño que influyen en materia de seguridad, con detalles que son difíciles de percibir desde el exterior. Por el contrario, existen casos de asientos con nombres y marcas distintos que poseen la misma funcionalidad. Para diferenciar correctamente, las comparativas independientes también poseen listas de asientos equivalentes, y así evitar confusiones.

Back to top