Skip to Content

¿Debemos utilizar siempre un alzador a partir de que el niño tenga cuatro años?

¿Debemos utilizar siempre un alzador a partir de que el niño tenga cuatro años?

02/12/2016

En el terreno de las sillitas de coche siempre existen dudas acerca de plazos, edades, pesos, y qué silla corresponde a cada niño en cada momento. Las preguntas más frecuentes suelen ser cuándo cambiar de modelo y tamaño de silla, cuándo utilizar el alzador y cuándo dejar de hacerlo. Las respuestas son muy sencillas, siempre y cuando recordemos las normas básicas que debemos aplicar para ajustarnos a la ley, y le añadamos una dosis de sentido común.

La normativa actual en España con respecto al uso de sillas de auto para niños, los llamados SRI o sistemas de retención infantil, establece que todos los niños deben viajar en coche sentados en un asiento específico, adecuado a su tamaño y peso. La edad no es una variable que debamos tener en cuenta: tan solo es importante el físico de los pequeños.

Además, un menor con una estatura inferior a 135 cm no puede viajar en los asientos delanteros mientras haya plazas traseras libres. Esto no está estrictamente relacionado con el asunto del alzador, pero debemos tener en cuenta que un alzador es un SRI, y que lo utilizan menores de edad que pueden no haber superado los 135 cm. Volveremos sobre esta estatura en breve.

¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR DE SILLA PARA UTILIZAR UN ALZADOR?

Posiblemente otra de las preguntas más recurrentes y que, como podemos imaginar, tiene una respuesta muy sencilla: siempre que la silla actual se haya quedado pequeña, hemos de buscar la solución inmediata superior. Si hablamos de una silla de Grupo 1, es decir, un SRI con arneses, el momento en que debemos dejar de utilizarla es aquél en el que los hombros del pequeño superan en altura el punto más alto de paso del arnés, o bien superados los 18 kilos, porque los arneses no suelen soportar ese peso en una colisión. Por supuesto, si la cabeza sobresale del punto más alto de la silla, es el momento de cambiar.

El cambio será a una silla de Grupo 2 con respaldo, y con sujeción lateral tanto para el cuerpo como para la cabeza. ¿Por qué? Por mucho que superen los 18 kilos, siguen siendo niños pequeños a los que todo el apoyo viene muy bien en el momento de una colisión. El respaldo y la sujeción lateral son extras que mejoran la protección en cualquier tipo de colisión, pero sobre todo en las laterales.

Estas sillas se ajustan con el cinturón de seguridad, ya sin arnés, y debemos entender que este cinturón debe quedar bien colocado. En el artículo “Cinturón de seguridad y SRI, seguros de vida” explicamos detalladamente cómo se coloca el cinturón de seguridad correctamente a los niños.

Pero llegados a este punto, la pregunta es inevitable: ¿y el alzador? ¿Por qué no podemos utilizar un alzador cuando dejamos el Grupo 1? La respuesta es de nuevo sencilla: sí se puede utilizar el alzador, lo que ocurre es que lo más recomendable es utilizar una silla con respaldo y sujeción lateral. Es más seguro para los niños. Además, recordemos que cuanto más tiempo lo utilicen, más seguros viajarán. La ley indica que a partir de 135 cm no es obligatorio un SRI, pero es altamente recomendable. No podemos equiparar una ley que establece un mínimo obligatorio con una recomendación de seguridad. Los alzadores son SRI legales, sin duda, pero no son tan seguros como los asientos con respaldo y protección lateral.

Por tanto, la respuesta a la pregunta que formulamos al inicio es no, lo que debemos utilizar es el SRI más seguro posible que sea adecuado para las características físicas de nuestros hijos, y debemos utilizarlo tanto tiempo como nos sea posible antes de pasar a utilizar un simple alzador, o el cinturón de seguridad.

Por último, recomendamos el informe ‘Asientos elevadores en el automóvil: ¿Hasta cuándo hay que usarlos?’, realizado por Fundación MAPFRE, donde encontrarán toda la información al respecto.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top