Skip to Content

Familias numerosas: errores que nunca se deben cometer en los viajes en coche

Familias numerosas: errores que nunca se deben cometer en los viajes en coche

12/05/2021

Si de algo podemos presumir en la actualidad es de la diversidad de modelos de familia. Si nos queremos referir a familias numerosas, debemos recurrir a la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas, donde se detalla qué características deben reunir. Como podemos ver, en términos generales, se entiende por familia numerosa a la integrada por uno o dos ascendientes con tres o más hijos, sean o no comunes. Otro de los elementos comunes que seguro compartimos todas las  familias es el interés por que sus hijos viaje de forma segura en el coche. Por este motivo, vamos a detallar qué errores se pueden cometer en los viajes en coche cuando contamos con diferentes menores en la unidad familiar. 

ERRORES QUE NO SE DEBEN COMETER

-Que los niños se sienten en cualquier sillita de coche. Las prisas nos pueden llevar a cometer este error: dejar que se sienten en la sillita que quieran. Debemos tener en cuenta que cada niño debe contar con su propio sistema de retención infantil. ¿El motivo? No todas las sillitas están pensadas para todas las edades y alturas. No es lo mismo un SRI de bebé que una sillita de coche para un niño de 6  años. Por este motivo, las sillitas se dividen en grupos (R4-04) o por altura R-129 (i-Size). Aquí te ayudamos a elegir el mejor sistema de retención infantil según las necesidades del menor. 

-Colocarles de forma incorrecta dentro del vehículo. Recordamos que los niños menores con estatura inferior o igual a 135 cm deben viajar con un sistema de retención infantil homologado en los asientos traseros salvo tres excepciones: 

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores con su sistema de retención respectivo.
  • Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos

Una de las principales dudas que pueden tener las familias es cómo deben colocar a los niños en sus sillitas si son tres. Hay que tener en cuenta que lamentablemente no todos los coches están pensados para albergar 3 sillitas en los asientos traseros (sería la opción ideal). En esta infografía te ofrecemos abordamos qué opciones tenemos según los diferentes casos. 

-No dedicar el tiempo necesario a colocar al menor dentro de la sillita. Es importante dedicar un tiempo a cada niño para colocarle correctamente el arnés o el cinturón de seguridad. Recordamos que no deben tener dobleces, no deben estar torcidos y que debes estar suficientemente ajustados. Aquí abordamos por qué un arnés apretado es un arnés seguro. Igualmente os ofrecemos esta infografía con consejos para una correcta sujeción.

-Dejar que se coloquen en la sillita de coche con el abrigo puesto. El volumen del abrigo hace que el arnés quede demasiado flojo y que erróneamente pensemos que va bien sujeto. De esta forma, la sillita de coche no puede actuar correctamente y proteger al niño en caso de siniestro. Es importante que en el interior del coche, sentando en su sillita, el menor no lleve ropa muy voluminosa que nos ofrezca esta falsa sensación de sujeción y seguridad.

-Permitir que viajen en el coche con objetos como mochilas, tablets, juguetes…Queremos que su viaje sea entretenido, especialmente cuando se trata de un trayecto largo. Sin embargo, debemos tener en cuenta que llevar determinados objetos dentro del habitáculo pueden ser peligrosos ante cualquier frenazo o siniestro, este objeto saldrá despido pudiendo impactar directamente contra cualquier pasajero. Aquí abordamos qué objetos no deben llevar los niños en el coche.

-Pasar demasiado pronto al alzador y preferir uno sin respaldo. Ocupan menos espacio y, por ello, se convierten en un gran atractivo. Sin embargo, debemos tener en cuenta que un elevador con respaldo ofrece una mayor protección, especialmente en los impactos laterales. Además, evita errores en la colocación del cinturón, el cual pasará por las zonas indicadas, ya que debe ir por las ranuras. Los elevadores sin respaldo son solo una opción a partir de los 125 cm y siempre dependiendo de las características físicas del menor. 

-Retirar antes de tiempo el sistema de retención infantil. Hay que tener en cuenta que uno de los principales problemas con los que se suelen encontrar las familias en los vehículos es el espacio, y las sillitas de coche ocupan mucho. Aunque, dependiendo del país, nos podemos encontrar con una normativa que obligue al uso de sistemas de retención infantil hasta los 135 cm, se recomienda que los niños sigan viajando con SRI hasta los 150 cm, momento en el que el cinturón de un adulto le quedará debidamente. 

Por último, en esta infografía enumeramos aquellos errores que se puede cometer al transportar un niño en coche. Muchos puntos han sido ya abordados. Sin embargo, se apuntan a otros nuevos que, por supuesto, son extrapolables a las familias numerosas:

Errores al viajar en coche

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top