Skip to Content

Exceso de velocidad y no usar cinturón de seguridad: las infracciones más comunes.

Exceso de velocidad y no usar cinturón de seguridad: las infracciones más comunes.

También son de sobra conocidos la importancia de tener el mantenimiento de nuestro vehículo al día, que el móvil no se puede usar durante la conducción porque las distracciones pueden ser fatales (y que las distracciones también se producen con sistema manos libres o bluetooth ya que es la propia conversación por teléfono la que distrae) o que conducir bajo los efectos del alcohol pone en evidente peligro nuestra seguridad y la de los demás. Aún así, parece que todavía nos queda un largo camino para concienciarnos sobre la vital importancia de cumplir con estas cuestiones básicas, ya que conducir por encima del límite de velocidad, no llevar puesto el cinturón de seguridad, el inadecuado mantenimiento del vehículo, el uso del móvil en carretera o conducir bajo los efectos del alcohol y otras drogas siguen siendo las infracciones más comunes en nuestras carreteras.

Según los estudios que maneja la DGT, el 39% de los vehículos que circulan por carreteras convencionales (aquellas que sólo tienen un único carril por cada sentido de circulación) supera la velocidad límite establecida. En sólo una semana de octubre, durante los siete días de campaña de vigilancia de la conducción en carreteras convencionales, la Guardia Civil denunció a 34.672 conductores por infracciones. De ellos, una amplia mayoría -20.600- lo fueron por circular a una velocidad superior a la permitida. En segundo lugar estaban las personas denunciadas por no llevar puesto cinturón de seguridad, 2.113.

Más inconcebible aún resulta la altísima cifra de conductores denunciados por llevar a los menores en el vehículo sin su correspondiente sistema de retención infantil, nada menos que 114. Según los datos de la DGT, los accidentes de tráfico son la primera causa de mortandad infantil en España   No utilizar los sistemas de retención infantil, o utilizarlos incorrectamente, supone exponer a los menores a un grave peligro. Incomprensíblemente sigue sucediendo en el 40% de los accidentes con resultado mortal infantil.

Otra de las grandes asignaturas pendientes es erradicar las distracciones, comenzando por el uso del móvil durante la conducción. En la semana de campaña, 1.230 conductores recibieron su correspondiente sanción por este tipo de infracción. Responder una llamada o mandar un mensaje cuando se está al volante puede tener consecuencias letales. Mientras se conduce es prioritario evitar las distracciones y mantener nuestra atención en la carretera. Todos los que viajamos con niños sabemos que estamos expuestos a sufrir distracciones, ya que su comportamiento puede ser, a veces, imprevisible. En cualquier caso, el adulto siempre es el responsable de la situación. Por eso es importante educarles para que mientras estén en el coche permanezcan tranquilos o entretenidos con sus cosas y, por nuestra parte, ser muy conscientes de que pase lo que pase, hagan lo que hagan, tenemos que mantenernos calmados y con nuestra atención puesta en la carretera.

Otras infracciones comunes, no por ello menos graves, es conducir habiendo consumido alcohol o drogas. En siete días, 1.193 conductores dieron positivo en la pruebas realizadas en carreteras convencionales. Como sociedad tenemos que ir más allá de imponer multas por estas infracciones o retirar de la circulación a los que las cometen; tenemos que comprender la importancia de mostrar TODOS una tolerancia 0 hacia este tipo de prácticas peligrosas.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE, nos reafirmamos contra todas las actitudes que suponen un riesgo para la Seguridad Vial. La seguridad de todos, sin excepciones, es lo más importante.

Back to top