Skip to Content

Estudio sobre el uso de los asientos elevadores en los EE.UU., ¿cómo se están utilizando?

Estudio sobre el uso de los asientos elevadores en los EE.UU., ¿cómo se están utilizando?

14/12/2016

La preocupación por la seguridad de los más pequeños al viajar en coche es de carácter global. Si en España tenemos una Ley de Seguridad Vial modificada para asegurar que los pequeños viajen más seguros en los asientos traseros de los coches (tenemos todos los detalles en el artículo “Cambios en el Reglamento General de Circulación”), en otros países también se están realizando muchas campañas a favor de la correcta utilización de los sistemas de retención infantil.

No obstante, existe todavía un porcentaje importante de padres que no utilizan correctamente los sistemas de retención para sus hijos, en el sentido de que o bien no utilizan estos sistemas; o si los utilizan, lo hacen con un modelo incorrecto; y en caso de utilizar el modelo adecuado, tienen algún fallo a la hora de sujetar los arneses, o en la colocación del SRI.

El NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), una agencia gubernamental que se ocupa, en resumen, de la seguridad vial en los EE.UU., publicó un estudio exhaustivo sobre los usos de los SRI en aquél país, y los resultados no pudieron ser más sorprendentes ya que un elevado porcentaje de los niños entre 4 y 7 años no viajan correctamente sujetos, y un sorprendente 11,6% de los niños viajan sin ningún sistema de retención, ni tan siquiera el cinturón de seguridad.

Según el Director Administrativo de la NHTSA, Mark Rosekind: “Cuando los niños no están sujetos o viajan montados en un asiento que no se usa correctamente, su seguridad está en peligro. Cada uno de nosotros puede actuar asegurándose de que sus hijos estén sujetos y en las sillas de auto adecuadas para su edad y tamaño”. 

En el rango de edades de entre 4 y 7 años, las dudas son las mismas en los Estados Unidos que en España: cuándo utilizar un cojín elevador, qué sistema es mejor para estos niños, y hasta cuándo utilizarlos antes de pasar al uso del cinturón de seguridad. Estas dudas son ciertamente peligrosas por cuanto se trata de una transición importante de un sistema de retención al otro, y no todos los niños crecen igual, por tanto es imposible disponer reglas fijas, y menos aun fijar la fecha de ese cambio.

En el estudio anual de la NHTSA sobre el uso del “booster”, o cojín elevador (y en esa definición incluiríamos los SRI de grupo 2/3 con respaldo y sujeción lateral), las cifras son impactantes.

El 37,4% de los niños entre los 4 y 7 años de edad no circulaban correctamente sujetos por un sistema de retención adecuado. De esos niños, el 25,8% viajaban sujetos por el cinturón de seguridad, y el 11,6% no llevaban sujeción alguna.

Por si fuera poco, un 13,6% de los niños entre 1 y 3 años viajaron en un asiento incorrecto para ellos, concretamente habían sido pasados al booster antes de tiempo. Esta práctica supone un considerable riesgo asociado, pues a esas edades la musculatura de cuello y espalda no está del todo desarrollada, y además los asientos elevadores no consiguen hacer su función por la estatura de dichos niños, poniéndolos en un riesgo adicional al quedar el cinturón de seguridad mal ajustado.

En general, el uso del sistema de retención es menor en los diferentes grupos étnicos minoritarios, como es el caso de la comunidad hispana o la afroamericana, con tasas de uso del sistema de retención mínimas entre los 8 y los 12 años. Sin embargo, dejando de lado las diferencias entre grupos de población, lo que realmente es preocupante es que las dudas acerca de los sistemas de retención a partir de ciertas edades son comunes y globales, haciendo necesario un esfuerzo extra en divulgación y campañas de concienciación a nivel nacional para conseguir que la información llegue a todo el mundo, y se entienda la importancia de una correcta sujeción a cualquier edad.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top