Skip to Content

¿Es seguro viajar con un recién nacido si voy yo solo conduciendo?

DefaultAlt

En el terreno del coche, la preocupación por que el bebé viaje seguro en su sistema de retención infantil es máxima, y las dudas van desde la más elemental ¿Qué sillita utilizo?, pasando por otras más profundas ¿Está correctamente colocado el SRI?, y llegando a la que nos ocupa: ¿es seguro llevar a mi bebé si voy yo solo en el coche, conduciendo?
Para responder a esta pregunta hay que saber qué tiempo tiene el bebé, si puede viajar en el sentido de la marcha, y si puede hacerlo instalando el SRI en el asiento delantero. Sí, para responder una pregunta compleja hay que plantearse otras. Veamos cómo lo gestionamos.

¿Cuánto tiempo tiene el bebé?

Si es recién nacido (hablamos de pocos días de vida) no conviene que viaje solo en la parte trasera. Es un momento delicado, el bebé tiene muchas necesidades y no hay razones de peso (en general), para embarcarse en un viaje en coche con el bebé. Si se trata de una emergencia, es diferente. Incluso si estamos solos con el bebé, hay soluciones, pero como es lógico, procuraremos pedir, primero, ayuda.
Si el bebé viaja en un grupo 0, lo mejor es que viaje en sentido inverso a la marcha (y se recomienda esto hasta que cumplan tres años, porque los músculos del cuello todavía no son demasiado fuertes), y en ese caso no podremos ver la cara del bebé. Esto es importante porque podremos ver, a través del retrovisor interno, si el bebé está dormido, o si está indispuesto, por ejemplo si ha vomitado. Por esto se recomienda que no viajen solos.
Pero si no nos queda otro remedio podemos plantearnos que el SRI se instale en el asiento delantero. Esto es también delicado, porque primero hemos de asegurarnos de que podemos desactivar el airbag del copiloto. Si no podemos, es muy peligroso acomodar el SRI en sentido inverso a la marcha en dicho asiento, ya que en caso de colisión y de que se active el airbag, actuaría de propulsor sobre el SRI.
Es vital que el airbag esté anulado en el momento en que instalamos el SRI delante, y es vital que el bebé viaje en sentido inverso a la marcha. En esos casos podemos interactuar con él y saber en todo momento si está bien, si está tranquilo o dormido, y podremos estar nosotros más relajados.
Cuando el bebé crece y ya puede viajar en sentido de la marcha, la recomendación es, aparte de las básicas de asegurar el SRI correctamente y que no viaje con el abrigo puesto (por el calor, y porque no se ajustan tan bien los arneses a su cuerpecito), colocar el SRI en un lugar en el que podamos observarlo a través del espejo. Esto significa colocar el SRI en el lado derecho, lo que nos ayudará a subir y bajar al bebé por el lado de la acera, cuando aparcamos.
A partir del 1 de octubre de 2015, conforme a los Cambios en el Reglamento General de Circulación respecto al uso de cinturones y Sistemas de Retención Infantil solo pueden ocupar el asiento delantero los menores de 18 años y de hasta 135 cm de altura, si todos los asientos traseros ya están ocupados por menores de 18 y más bajos de 135 cm, con su sistema de retención.

Back to top