Skip to Content

Errores que todos podemos cometer y que debemos evitar a la hora de transportar bebés en coche en nuestros desplazamientos largos

Errores que todos podemos cometer y que debemos evitar a la hora de transportar bebés en coche en nuestros desplazamientos largos

03/08/2020

¿Vas a realizar un trayecto largo en coche con un bebé? ¿Se trata de su primer viaje de estas características? Porque sabemos que la seguridad de tu pequeño es lo más importante, enumeramos a continuación aquellos errores que no se deben cometer y que debemos evitar a toda costa:

1-Llevarle sin sistema de retención infantil. Sin duda alguna, uno de los más graves. El pequeño debe viajar con una sillita de coche adaptada a su peso y altura. En este caso, hablamos de sillitas tipo ‘maxi-cosi’ o sillas grupo 0/0+ (R44-04) o sillitas i-Size de hasta 85 ó 105 cm, son las más indicadas por sus características para los recién nacidos. 

Llevar al niño en brazos o sin sillita es muy peligroso, ya que saldría disparado ante el menor frenazo pudiendo impactar contra otros pasajeros y objetos e incluso pudiendo salir catapultado del automóvil. Un trabajo realizado por Fundación MAPFRE, en el que se realizan numerosos crash test para ver las consecuencias de este comportamiento, revela que si un bebé de seis meses viaja en el regazo de un adulto sería automáticamente despedido hacia delante en caso de siniestro y se vería aplastado gravemente por la persona que lo lleva encima.

En este vídeo podemos ver un ejemplo de lo que podría pasar:

2-No llevarle debidamente abrochado. En este sentido, hay que tener en cuenta que la sillita sólo es efectivamente si está bien instalada y el menor bien abrochado. El arnés debe estar bien apretado. Sólo debemos poder introducir dos dedos entre el arnés y su cuerpo. Aquí abordamos por qué un arnés apretado es un arnés seguro. 

3-Nunca se debe colocar a un bebé en una sillita en sentido de la marcha. Siempre deben ir mirando hacia atrás y así lo permiten todas las sillas indicadas para bebés hasta los 15 meses de edad. En todo caso, desde Fundación MAPFRE recomendamos que vayan así hasta mínimo los 4 años de edad y todo el tiempo que sea posible

4-Un error muy frecuente es colocar al niño en la sillita en el asiento del copiloto. Obligatoriamente deben ir en los asientos traseros del vehículo a no ser que nos encontremos en una de las tres excepciones posibles: que el coche no tenga asientos traseros, que sea imposible colocar una sillita en los asientos de detrás o que éstos ya estén siendo ocupados por niños con SRI. 

5-Sin la adecuada inclinación. La inclinación debe ser la adecuada para permitir al niño dormir con tranquilidad y evitar la temida asfixia postural. Si la cabeza se inclina sobre el pecho, el pequeño puede ver obstruido el flujo de aire, y corre grave riesgo de asfixia. Se recomienda una posición intermedia entre la horizontal y la vertical y utilizar reductores para una mayor sujeción en los primeros meses de vida.

6-Si es posible, lo ideal es que vaya un adulto con el recién nacido. De esta forma, puede satisfacer todas las necesidades que pueda tener a lo largo del viaje.

7-Uno de los errores que más se pueden cometer es realizar todo el viaje del tirón. No es recomendable que el niño pase sentado en el SRI más de una hora y media seguida. Se deben realizar descansos para sacarle y aprovechar para que se estire y cambie de postura. 

8-Otro error es no mantener hidratado al bebé, especialmente en verano. Aprovecha lo descansos para hidratarle

9-Llevar objetos inadecuados para distraer al bebé. No se deben llevar objetos punzantes, duros, que pesen mucho…Deben ser blandos, ligeros, sin aristas y que no se lo pueda tragar. 

10-No llevar a mano todo lo necesario para la comodidad del bebé como pañales, cambiador, toallitas, ropa para cambiarle…

11- Otro error muy importante: dejar solo al bebé en el coche, aunque solo sea unos minutos. Esto nunca debe hacerse. Hay que tener en cuenta que bastan unos minutos en un día especialmente caluroso para que sufra un golpe de calor que le puede costar la vida. Aquí ofrecemos consejos para evitar que los niños sufran un ‘shock térmico’.

Por último, recomendamos dos infografías:

-¿Qué errores se pueden cometer a la hora de transportar niños en coche?

-La seguridad antes y después del embarazo.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top