Skip to Content

Errores de uso e instalación de los SRI

Errores de uso e instalación de los SRI

A continuación FUNDACIÓN MAPFRE te detalla las distintas causas que ocasionan estos errores de uso e instalación en los SRI y que ponen en peligro la seguridad del menor.

Instalación incorrecta

En primer lugar, aproximadamente en un 22% de los casos el asiento infantil no se encuentra correctamente instalado en el vehículo. No ajustar correctamente los anclajes, posicionar incorrectamente la sillita o colocarla en una dirección que no es la adecuada son algunos de los errores de instalación más frecuentes. Además, si se produce algún fallo grave en la instalación, como forzar el asiento 90º con respecto a su posición correcta, se puede provocar la rotura completa de la sillita. Para evitar errores en la instalación recomendamos consultar detenidamente el manual de instrucciones y practicar con el coche detenido para asegurarse de realizar la operación con éxito. Por otra parte, los coches más avanzados cuentan con el sistema de anclaje ISOFIX, que permite una instalación más fácil y segura. Sin embargo, como veremos más adelante, no garantiza una instalación 100% perfecta.

Errores comunes de uso

El primer error grave que se comete, antes incluso de subirse al coche, es elegir incorrectamente la sillita adecuada según la edad y el peso del menor. Un asiento infantil mal elegido o demasiado pequeño para el niño no ofrecerá la misma protección y puede dejar holguras que produzcan lesiones graves en caso de accidente.

Otro de los casos que se debe evitar es que el niño abandone la sillita demasiado pronto. A veces, al cumplir los 10 años, los niños no desean seguir utilizando el sillín, cuando en realidad es obligatorio su uso hasta que midan 135cm, momento en el cual ya están completamente preparados para utilizar los sistemas de seguridad del coche.

Una vez el menor se encuentra sentado en una sillita correctamente instalada, es necesario comprobar que va correctamente sujeto. Aproximadamente el 35% de los niños no están sujetos de forma adecuada. Esto suele ocurrir cuando pasan el cinturón de seguridad por debajo del brazo o cuando, al usar un elevador, se ajusta en exceso la cinta pélvica del cinturón y ésta comprime el abdomen del niño en vez de sujetarlo por la cintura. No sujetar correctamente al menor conlleva un considerable riesgo de lesiones torácicas y abdominales, por lo que recomendamos vigilar que los enganches y sujeciones estén adecuadamente abrochados.

Sistema ISOFIX                   

Utilizar una sillita con sistema de anclaje ISOFIX facilita la instalación de la misma y reduce el porcentaje de uso incorrecto (del 40% de las sillitas normales al 20%). No obstante, y a pesar de estar diseñados para facilitar la instalación, no siempre se consigue una instalación correcta. Las características propias de cada vehículo pueden dificultar la instalación, variando la profundidad y la accesibilidad de los anclajes según el modelo y el fabricante. Para asegurarse de que se ha realizado una instalación perfecta, los asientos con sistema ISOFIX incluyen un indicador que cambia a color verde cuando la sillita está anclada correctamente.

Back to top