Skip to Content

Alma Obregón: "Cuando hemos tenido que alquilar un coche hemos llevado nuestras sillitas o alquilado en destino"

Alma Obregón: ‘Cuando hemos tenido que alquilar un coche hemos llevado nuestras sillitas o alquilado en destino’

23/10/2019

Alma Obregón es chef pastelera y tiene su propio programa de televisión sobre repostería. Y en lo que respecta a seguridad vial, podemos decir que es una clara defensora de que los niños viajen en sillitas de coche mirando hacia atrás el mayor tiempo posible: “Creo que no se incide lo suficiente sobre la importancia de la contramarcha ni se facilita a las familias que puedan viajar así ya que las sillas de contramarcha para niños mayores son carísimas y sería importante subvencionar su compra o ayudar de alguna forma”. 

Para Alma Obregón, la seguridad vial infantil son “todas las normas y directrices para conseguir que nuestros hijos viajen más seguros y que también estén más seguros cuando cruzan las calles, etc.”. 

Asegura que sus dos hijos, de 8 meses y 3 años, viajan mirando hacia atrás en los dos coches que tienen y, por supuesto, siempre con sillita: “cuando hemos tenido que alquilar coche hemos llevado nuestras sillitas o alquilado en destino. También si vamos en un transfer o taxi solicitamos la silla de retención y, si no la hay, no lo usamos”.

Bruno y Lola, hijos de Alma 

Alma es firme defensora de las sillitas mirando hacia atrás: “llevar a contramarcha a nuestros hijos el máximo tiempo posible reduce hasta en un 80% el riesgo de que sufra una lesión grave en caso de accidente. Llevaré a mis hijos a contramarcha todo el tiempo que pueda”, remarca. 

A la hora de realizar un viaje largo, afirma que lo planifica para poder viajar tranquilos, con suficientes pausas y sin prisas. Reconoce que “con los peques siempre hay que calcular que vas a tardar más tiempo ya que requieren más paradas y descansos”.

Respecto a si los niños aceptan la sillita de buen grado, Alma afirma que su hija Lola “no es una gran fan de la silla, la verdad, pero Bruno tampoco lo era a su edad y ahora va feliz. Creo que cuando son pequeños, pocos niños aceptan la silla de buen grado salvo que consigan dormirse en ella…”. 

A la hora de elegir un sistema de retención infantil, se decanta por acudir a una tienda especializada a contramarcha: “ Es muy importante realizar siempre una investigación previa ya que las sillas son una compra muy importante”. De hecho, considera que los padres y madres no reciben información suficiente sobre cómo debe viajar sus hijos: “ creo que se lanzan mensajes contradictorios y que la gente se fía simplemente de que la silla sea homologada sin tener en cuenta que el sistema de retención sea el más seguro posible. Además, la instalación de las sillas es muchas veces complejísima y haría falta mayor seguimiento por parte de las propias marcas o puntos de venta”.

Por último, sobre la gente que permite que sus hijos viajen sin SRI, Alma considera que se trata de una “falta de comprensión sobre lo vital que es un sistema de retención en caso de accidente, y ya no accidente grave, simplemente en un golpe fuerte, y las terribles consecuencias que puede tener no usarlo”.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top