Skip to Content

En el autobús de la escuela, mejor con sistema de retención infantil

Cinturón de seguridad en el autobús escolar

Aunque el trayecto pueda no ser muy largo, y aunque transcurra exclusivamente dentro de la ciudad, no debemos confiarnos. Un frenazo brusco, o bien un golpe por alcance o en un cruce son más habituales de lo que cabría pensar, incluso aunque el conductor del autobús sea experimentado.

Los sistemas de retención infantil aumentan la protección de los niños y evitan que se golpeen o que salgan disparados por la fuerza de la inercia. Sin embargo son muy pocos los estados en los Estados Unidos de América que obligan a los autobuses escolares a tener cinturones de seguridad. Solo son obligatorios en California, Florida, Louisiana, New Jersey y New York. En Texas es obligatorio, pero solo para los autobuses escolares que se hayan vendido después de septiembre de 2010.

Estos cinturones de seguridad tienen que poder regularse en altura, con un dispositivo que permita adaptarlo a la altura de cada niño, de modo que la banda diagonal del cinturón apoye sobre el hombro, y no sobre el cuello.

Sea o no obligatorio que el autobús tenga cinturón de seguridad, para que los niños de todas las edades puedan viajar más seguros se puede recurrir a los siguientes sistemas:

- Para los niños más pequeños se puede utilizar una silla infantil de coche, adaptada a su estatura y peso, homologada para ser sujetada con el cinturón de seguridad.

- También se puede utilizar un arnés de seguridad plegable que se sujeta al asiento y al cinturón de seguridad del mismo. Existen sistemas que se pueden colocar incluso en asientos de autobús que no tengan cinturón de seguridad.

- Y por último, cuando los niños son más grandes se utilizará el propio cinturón de seguridad del autobús, que puede ser de dos puntos o de tres puntos de anclaje. Si el cinturón es de tres puntos puede que sea necesario en función de las condiciones físicas del niño utilizar un elevador, o mejor una silla adaptada a su altura, o el sistema de regulación de la altura de la banda diagonal del cinturón que hemos comentado antes.

Al cabo del año, y curso tras curso, los niños pueden acabar pasando mucho tiempo en un autobús de acá para allá. Más vale prevenir, y al igual que al ir en coche deben utilizar un sistema de retención adecuado que les proteja, por su propia seguridad, en el autobús también deben utilizarlo.

Back to top