Skip to Content

¿Embarazada? Evita estos riesgos en tu desplazamiento al hospital en el momento del parto y en tu vuelta a casa

¿Embarazada? Evita estos riesgos en tu desplazamiento al hospital en el momento del parto y en tu vuelta a casa

23/02/2021

¿Lo tienes todo preparado para la llegada de tu bebé? Solemos pensar en la cuna, en el carrito, en la ropita que va a necesitar durante sus primeros días de vida, en todo lo que me va a hacer falta en el hospital pero, en muchos casos, no nos damos cuenta o no preparamos lo suficiente uno de los puntos más importantes: ¿Cómo vamos a llevar a nuestro recién nacido en su primer viaje en coche y cómo lo vamos a desplazar en los viajes sucesivos? 

EL SISTEMA DE RETENCIÓN INFANTIL MÁS ADECUADO

¿Has pensado cómo debe ser el sistema de retención infantil que debe utilizar tu pequeño/a? No podemos olvidar que deben viajar en todo momento en una sillita de coche homologada y adaptada a su peso y altura. Con homologada no referimos a que debe cumplir con una de las dos homologaciones vigentes actualmente: la R44-04 y la R-219. La primera se va en el peso del menor mientras que la segunda se basa en la altura. Además, hay algunas diferencias sustanciales que enumeramos aquí. Por ejemplo, las sillitas homologadas por la R-129 han superado crash test laterales. Además, se suelen instalar con el sistema de anclajes Isofix (importante para evitar errores). Se trata de la norma de homologación que poco a poco irá sustitución a la R44-04. 

Sabemos que adquirir un sistema de retención infantil puede ser una tarea complicada. En Fundación MAPFRE te ayudamos a ‘Elegir sillita’. Aquí te mostramos los diferentes SRI que puedes encontrar en el mercado según el menor va creciendo. En este caso estamos hablando de recién nacidos. Por lo que debemos optar por un SRI 0, 0+ o de 40 a 85 cm. Muchos más seguros que los cucos, que sólo son recomendables para determinados casos en los que el bebé tiene unas capacidades distintas.  

Recordamos que en el mercado podemos encontrar sillitas evolutivas, es decir, un mismo sistema de retención infantil para todas las etapas del niño/a. Sin embargo, esto no es lo más recomendable. Y es que no son las mismas necesidades las de un niño de 1 año que las de que otro que tiene 6. Debemos ir cambiando de SRI según vaya creciendo el pequeño. De esta forma, la sillita va cambiando con él y se va reforzando y va protegiendo aquellos puntos más necesarios. 

Todos los bebes deben tener una posición semi tumbada y los bebés prematuros más. Por ello, los sistemas de retención infantil dirigidos a los más pequeños como pueden ser los 0 y 0+ cuentan con reductores. Estos reductores están pensados para los bebés desde el primer viaje y hasta un peso y altura máxima que suele indicar el fabricante. Este sistema les permite ir más tumbados y recogidos, además de proporcionarles más ergonomía. Por supuesto, siempre deben ir mirando hacia atrás y deben hacerlo así obligatoriamente durante sus primeros 15 meses. Desde Fundación MAPFRE recomendamos que utilicen sillitas de coche que permitan ir mirando hacia atrás el mayor tiempo posible y como mínimo hasta los 4 años de edad.

Para que no tengas dudas al respecto, a la hora de comprar el sistema de retención infantil, te recomendamos acudir a una tienda especializada donde te podrán asesorar y resolver todas tus preguntas. Además, podrán comprobar la compatibilidad de tu coche con la sillita y te recomendarán cómo instalarla correctamente. Aquí ofrecemos consejos para elegir SRI.

Por supuesto, evita recurrir a sistemas de retención infantil de segunda mano. ¿El motivo? Desconocemos el uso que se le ha dado, si está en buen estado, si se ha visto involucrado en algún siniestro o frenazo brusco que haya podido alterar sus materiales y, por tanto, su protección… Además, hay que tener en cuenta que las sillitas de coche tienen una vida útil, que suele rondar los 6 años.

Una vez elegida la sillita más adecuada, practica cómo instalar la sillita adecuadamente. Sigue las indicaciones del fabricante. De esta forma, cuando llegue el momento de utilizarla, no tendrás dudas y no cometerás errores. 

¿QUÉ HACER EN EL MOMENTO DEL PARTO?

Si ha llegado el momento de dar a luz, mantén la calma. Recoge todo aquello que hayas preparado para el hospital. 

A la hora de viajar en coche, no olvides ponerte el cinturón de seguridad. Sigue siendo muy importante. Por supuesto, nada de conducir. Deberás ir como copiloto con la debida separación entre el asiento y el salpicadero. De hecho, es preferible que vayas en los asientos traseros para mayor seguridad. Hay que tener en cuenta que el airbag del copiloto puede ser peligroso y que al estar embarazada, sobre todo en los últimos meses, hay menos espacio por el mayor volumen de la tripa. Es importante sentarse lo más lejos posible del salpicadero.

En esta infografía ofrecemos consejos para los viajes en coche cuando se está embarazada. 

Recuerda cómo debe colocarse el cinturón: la banda inferior del cinturón debe situarse por debajo del vientre y justo encima de los huesos de la pelvis. La banda superior debe pasar por encima de la zona media del esternón y de la clavícula, sin quedar demasiado cerca del cuello, y entre los senos. Es importante que la banda superior no quede nunca sobre la barriga o sobre uno de los senos, ni por debajo del brazo o la axila.

¿Y LA SALIDA DEL HOSPITAL?

Bajo ningún concepto salgas del hospital y te montes en un coche con tu recién nacido si no viaja con su correspondiente sistema de retención infantil. Nunca debemos llevarle en brazos. Como hemos indicado anteriormente, este SRI deben ya estar preparado. Se debe de haber adquirido previamente y debe ser llevado hasta el hospital para este primer viaje y todos los posteriores que se hagan. 

Recuerda colocar la sillita de coche siguiendo las indicaciones del fabricante y sujeta correctamente al bebé. El arnés debe ir bien apretado. 

Como hemos indicado anteriormente, inclina adecuadamente la sillita. En el caso de los recién nacidos, esta inclinación debe ser mayor. Recuerda que no tienen fuerza en la columna ni en el cuello. 

La sillita debe instalarse en el asiento trasero y preferiblemente en el asiento central. Aunque si este asiento no dispone de anclajes Isofix y la sillita si cuenta con ellos, es preferible colocarlo en el asiento trasero de la derecha, justo detrás del copiloto. Aquí abordamos cuál es el asiento más adecuado para colocar un SRI y por qué.

Por supuesto, aclara con el personal médico o tu matrona cualquier duda que puedas tener y coloca al bebé en la sillita con ropa ligera. Recuerda que la ropa voluminosa evita que podamos abrocharle correctamente el arnés. Lo ideal es que el vehículo esté a una temperatura ideal en la que no sea necesario llevar ningún tipo de abrigo. En este sentido, es importante tener en cuenta que si se opta por un saco de invierno para colocar en la sillita de coche se tenga en cuenta las recomendaciones del fabricante del coche al respecto.

Aquí te ofrecemos algunas recomendaciones a la hora de desplazarse con un bebé prematuro o de bajo peso. 

Igualmente, contamos con un apartado con recomendaciones para niños con capacidades distintas y sus desplazamientos en coche. 

Por último, desde Fundación MAPFRE te ofrecemos esta guía ‘Bebés y niños seguros en el coche : sillitas para automóviles’, que cuenta con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME).

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top