Skip to Content

Elevador de coche para niños. ¿Qué es?

17/02/2014

Antes de seguir profundizando, debemos entender que asiento y cojín elevador, son cosas diferentes aunque compartan la mayoría de características. En el caso del cojín, éste no dispone de protección lateral ni de reposacabezas, lo que hace que sea menos seguro que el asiento.

Volviendo a los asientos elevadores, éstos pueden pertenecer a los grupos 2 ó 3. Recordemos que el grupo 2 es aquel que comprende niños de 15 a 25 kg (entre 3 y 6 años aproximadamente) y el grupo 3 comprende de 22 a 36 kg (entre 5 y 12 años, más o menos).

La diferencia entre ambos grupos es que, para el grupo 2, el elevador llevaría respaldo incorporado y, para el grupo 3, no tendría que llevarlo de forma obligatoria. Aunque, como pasa en la mayoría de los casos en seguridad infantil, sería recomendable llevar la máxima protección (elevador con respaldo con protecciones laterales y reposacabezas con orejeras).

Por otro lado, tanto en el caso del grupo 2 como en el del grupo 3, podríamos colocar los elevadores ya sea en el asiento delantero o en el trasero, pero debemos recordar que viajar en el asiento trasero es mucho más seguro que hacerlo en el delantero.

Un consejo más que no se puede pasar por alto, es prever que los niños no viajen con demasiada ropa de abrigo o ropa que abulte demasiado. Si esto ocurre se reducirá la efectividad del elevador y la correcta sujeción del cinturón.

Elevador de coche para niños: características

El asiento elevador ideal debe tener una base que sea ancha y profunda, para que el niño esté lo más cómodo posible. En cuanto al reposabrazos es recomendable que sea acolchado y, cuando nos fijemos en los protectores laterales, estos deberían estar reforzados.

Si hablamos de un asiento elevador con respaldo, también hay que tener en cuenta que el cabezal sea ergonómico y que sea regulable.

En cuanto a la comodidad, es importante, si hacemos trayectos largos en coche que el asiento elevador disponga de un respaldo reclinable.

De la misma manera, la comodidad también es importante para los padres a la hora de mantener la higiene del asiento, por lo que sería conveniente que la funda que protege el elevador fuera extraíble para poder lavarla con comodidad.

Por último, y quizás lo más importante, debemos comprobar que el cinturón de seguridad le quede perfectamente ajustado al niño, si no es así, lo mejor es devolver el asiento y encontrar un elevador que se adapte perfectamente a sus características.

Back to top