Skip to Content

¿Qué elementos y sistemas de seguridad de los vehículos ayudan a proteger a los niños en los desplazamientos?

¿Qué elementos y sistemas de seguridad de los vehículos ayudan a proteger a los niños en los desplazamientos?

02/02/2021

Ofrecer la mayor protección a los pasajeros es, sin duda, uno de los grandes retos y la gran aspiración de los fabricantes de automóviles. Ofrecer la mayor seguridad y evitar el mayor número de secuelas posibles en los pasajeros en caso de siniestro de tráfico. Hoy por hoy podemos encontrar en los vehículos numerosos sistemas y elementos de seguridad que abogan por garantizar esta protección. En muchos casos, no somos conscientes del importante papel que desempeñan y cómo pueden ayudar a prevenir secuelas. Muchos de ellos están presentes en la mayoría de automóviles. Otros todavía son opcionales y se pueden incluir como extras. Enumeramos algunos de estos elementos o sistemas de protección. 

-Cinturón de seguridad: uno de los elementos de seguridad más importantes. Recordamos que el cinturón está especialmente pensado para los adultos. Por este motivo, los niños menores con estatura inferior a 135 cm deben usar obligatoriamente sistema de retención infantil homologado y adaptado a su talla y peso. Desde Fundación MAPFRE recomendamos usar SRI hasta los 150 cm, momento en el que el cinturón de seguridad quedará debidamente abrochado. Aquí abordamos cómo debe quedar el cinturón.

-Airbags delanteros: es el complemento perfecto para el cinturón. En el caso del airbag del pasajero, debe ser desactivado si colocamos una sillita de coche mirando hacia atrás en el asiento del copiloto. Aquí abordamos en qué ocasiones se debe desactivar el airbag. 

-Airbags laterales: se suelen desplegar hacia abajo y no suelen suponer un riesgo, todo lo contrario, suelen aportar mayor seguridad. En todo caso, se recomienda analizar cada vehículo por separado y analizar cómo se despliegan los airbags, consultando sobre la posibilidad de ocasionar algún daño a un niño que viaje con SRI. En cualquier caso, recordamos que la posición más recomendada es detrás y en el asiento central y mirando hacia atrás el mayor tiempo posible.

-Airbags frontales avanzados: estos airbags son capaces de detectar la gravedad del siniestro, el tamaño del pasajero, si está usando cinturón de seguridad o sillita, la posición del asiento. Incluso son capaces de suprimir el airbag si hay niños. 

-Chasis y carrocería: absorben la energía en caso de impacto y se deforman para minimizar los riesgos en el habitáculo.

-Reposacabezas: especialmente cuando el niño utiliza un elevador sin respaldo o cuando ha llegado el momento de abandonar los sistemas de retención infantil. Aquí abordamos cómo saber cuándo ha llegado el momento

El reposacabezas debe estar justo detrás de la parte más prominente de nuestra cabeza, a poder ser rozando levemente el pelo, a la misma altura, para evitar el latigazo cervical, es decir, la parte superior del reposacabezas debe coincidir con la parte superior de nuestra cabeza.

Reposacabezas

Hay que tener en cuenta que el reposacabezas nos protege, sobre todo, en caso de recibir un golpe por detrás, porque en ese momento la cabeza se desplaza bruscamente, pero también cuando se produce una detención muy brusca, o incluso un impacto frontal, y primero nuestra cabeza y cuerpo se desplazan hacia adelante, e inmediatamente después hacia atrás.

Si se puede regular su inclinación, debe estar lo más cerca posible de la nuca: cuanta menos distancia recorra la cabeza, menor es el latigazo cervical que se produce y menores las lesiones.

-Bloqueo de puertas automático: el coche inicia su marcha y se bloquea automáticamente las puertas del vehículo. De esta forma, los niños no pueden abrir las puertas desde el interior a no ser que lo permita el conductor. Se avisa así la apertura accidental de puertas y que se abran en caso de colisión.

-Bloqueo de ventanas: el conductor puede bloquear los elevalunas eléctricos. Se evita que los niños puedan abrir las ventanas, lanzar objetos, pillarse las manos… Igualmente, hay ventanas que se detienen si encuentran con algún obstáculo en su camino.

-Retrovisores, sobre todo el central: permite supervisar a los niños. Esta visualización es mayor si contamos con un espejo, el cual se coloca en la parte del reposacabezas del asiento donde va colocada la sillita que va mirando hacia atrás. Con un ligero giro de cabeza podemos ver la cara del niño o niña. 

-Apertura del maletero desde dentro: se ofrece la posibilidad de abrir el maletero desde el interior. Es especialmente útil por si alguien se queda atrapado. 

-Isofix: es, sin duda, uno de los que más seguridad aporta a los pequeños. Se trata de un sistema que contribuye a una instalación correcta de los sistemas de retención infantil y evita errores. Basta con anclar la sillita a los dos anclajes. Hay que tener en cuenta que no todas las sillitas o coches cuentan con este importante sistema. Profundizamos en ello esta infografía.

-Suelo reforzado, asientos i-Size, anclaje Top Tether… Las sillitas i-Size necesitan que los asientos del vehículo sean también i-Size, ya que son de mayor tamaño. Igualmente, se requiere que el suelo del vehículo esté reforzado para soportar la Pata de Apoyo o que cuente con el anclaje Top Tether. Aquí hablamos de los sistemas anti-rotación de las sillitas y cómo lo vehículos se están adaptando a la normativa i-Size. Por todo ello, es importante comprobar la compatibilidad de la sillita y el vehículo.

-Indicador de puertas abiertas: nos avisa si hay una puerta que está mal cerrada. 

-Cámaras delanteras y traseras: son muy eficaces para algunos de los sistemas de ayuda a la conducción que vamos a abordar más adelante. Nos ayudan a visualizar mejor lo que ocurre delante y detrás del vehículo. Son fundamentales para ayuda al aparcamiento, detección de peatones, frenado automático de emergencia…

-Sistemas de seguridad activa como ESP o ABS: evitan que tenga lugar el siniestro. Nos referimos aquí a sistemas como el sistema antibloqueo de frenos o ABS, el control de estabilidad o ESP, el control de tracción o el control de presión de neumáticos. Los sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS) formarían parte de esta seguridad activa. 

Hay que tener en cuenta que si los coches estuvieran equipados con los sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS), en España se evitarían 51.000 siniestros o se mitigarían sus consecuencias significativamente. 

A partir de julio de 2022 será obligatorio que los nuevos vehículos cuenten con elementos de seguridad tan importantes como el sistema de frenado autónomo, el aviso de cambio involuntario de carril, el control de somnolencia y fatiga o el dispositivo que bloquea el arranque del coche si se ha consumido alcohol (alcolock). Actualmente, sólo algunos de estos sistemas se venden de serie y otros se pueden incluir como extras.

Con el objetivo de que el usuario tenga toda la información posible sobre estos sistemas y que pueda conocer qué vehículos cuentan ya con ellos, cómo funcionan y qué ventajas y limitaciones tienen, Fundación MAPFRE y Fundación CEA han creado una web específica sobre sistemas de ayuda a la conducción.

Uno de los puntos más importantes de esta nueva web es el comparador, que facilita a quienes quieran comprar un coche una lista de los sistemas ADAS incluidos en cada modelo, así como el precio final del vehículo, lo que facilita una toma de decisión basada sobre todo en la seguridad que ofrece el automóvil, tal y como muestra el informe elaborado por Fundación MAPFRE sobre estos sistemas de ayuda a la conducción.

Entre estos sistemas destacamos:

  • Asistente de Velocidad Inteligente (ISA), que puede contribuir a reducir el número de colisiones en un 30% y el de muertes en un 20%.
  • Sistemas de detección de riesgo de atropello de peatones y ciclistas, que tienen capacidad de alertar al conductor en tiempo real o frenar automáticamente, y que pueden llegar a evitar 7.500 atropellos en las carreteras y ciudades españolas.
  • Detección de ángulo muerto
  • Alcolock, sistema de bloqueo de puesta en marcha de vehículo en base al nivel de alcoholemia del conductor.
  • Sistema de detección de fatiga del conductor.
  • Sistema eCall: llamada automática de emergencia en caso de siniestro con la localización e información.
  • Asistente de mantenimiento de carril.

Por último, incidir en la importancia del estado del vehículo. De nada sirve contar con el vehículo más seguro si no se realizan las revisiones correspondientes y el mantenimiento adecuado. Incidir en la importancia de la iluminación, el sistema de frenado, el buen estado de los neumáticos… 


DESCARGA INFOGRAFÍA


Protección en el coche

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top