Skip to Content

Elementos y consejos para el transporte escolar más seguro

Elementos y consejos para el transporte escolar más seguro

07/09/2016

El autobús escolar es el medio de transporte principal de nuestros hijos ya que lo cogen, por lo menos, 10 veces a la semana: de lunes a viernes por la mañana y por la tarde. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, más de 230.000 niños cogen la ruta del autobús escolar a diario en nuestro país.

Esto supone una despreocupación logística para muchos padres que por trabajo no pueden acercar o recoger a sus hijos del centro escolar, pero muchos de estos viajes se hacen por carreteras convencionales, donde el riesgo de accidentalidad es mayor, y esto puede generar alguna que otra duda.

¿VIAJAN VUESTROS HIJOS EN LAS CONDICIONES DE SEGURIDAD ÓPTIMAS?

Lo más seguro es que la respuesta a esa inquietante pregunta sea afirmativa ya que por el Real Decreto 443/2001 del 27 de abril establece unas normas para garantizar un transporte escolar seguro:

1 – Los vehículos no podrán exceder los 16 años de antigüedad al inicio del curso escolar en el que se realizará el servicio.

2 – Cada autobús irá debidamente señalizado con el indicativo de transporte escolar, tanto en la parte anterior como en la posterior del vehículo.

3 – En la documentación deberá constar que ha superado una inspección técnica anual siempre y cuando el vehículo tenga menos de 5 años. Si su antigüedad es superior, tendrá que pasar dicha inspección semestralmente. También se comprobará que dispone de un seguro obligatorio y otro complementario que cubra la responsabilidad civil por daños y perjuicios, y una autorización especial para realizar la actividad de transporte escolar.

4 – Es fundamental que el autobús disponga de plazas para personas que puedan tener discapacidad.

5 – El piso del vehículo no podrá ser deslizante y los bordes de la escalera deben ser de colores vivos para reconocerse fácilmente.

6 – Las puertas deben facilitar el acceso y la salida del vehículo, por lo que deberán disponer de barras que ayuden a dicha función.

7 – Los asientos que estén frente a los huecos de la escalera, o aquellos que no estén protegidos por el respaldo de otro, deben contar con un elemento fijo de protección. Si estos asientos van ocupados por niños de 5 a 11 años, los cinturones, de forma obligatoria, deberán tener tres puntos de anclaje y disponer de cojines elevadores. No te pierdas cómo es la primera silla infantil homologada para autobuses.

8 – La duración del viaje en cada sentido no debe ser superior a 1 hora.

Todos estos elementos y sistemas son exigibles por los padres o tutores de los niños usuarios de autobuses para transporte escolar.

DESDE 2007, EL CINTURÓN ES OBLIGATORIO EN TODOS LOS AUTOBUSES

Un menor que no lleve ningún tipo de sistema de retención, multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales. 

Los estudios dicen que 9 de cada 10 lesiones infantiles, graves o mortales, podrían haberse evitado utilizando este tipo de dispositivo de seguridad.

Por eso, desde ese año, la Directiva Comunitaria establece que todos los autobuses nuevos han de llevar instalados cinturones de seguridad.

LA SEGURIDAD TAMBIÉN ESTÁ EN LA EDUCACIÓN

Los padres, educadores e instituciones también pueden poner su granito de arena para que la seguridad en los viajes de ámbito escolar sea mucho mejor.

Vamos a repasar algunas pautas de comportamiento a tener muy en cuenta y a partir de las cuales mentalizar a los niños de su importancia.

1 – Subida y bajada del autobús. Estos momentos son claves y por culpa de malas actuaciones en estas situaciones, se puede poner en peligro la seguridad de los niños. Es preciso llegar a la parada con tiempo suficiente, no esperar a los niños al otro de la calzada, ni esperarlos con el coche en doble fila.

2 – Dentro del autobús. Lo ideal es que cada niño se mantenga en su asiento, respetando el espacio de los otros. Así se evitan muchas situaciones improvisadas que pueden resultar, desgraciadamente, negativas en cualquiera de los casos. No gritar ni alborotar, son consignas importantes que darles, así no instigarán a otros niños a hacerlo y el conductor podrá desarrollar su trabajo correctamente y en condiciones normales.

También es muy importante que no lleven objetos sueltos en la mano. Todos dentro de la mochila, para que no se caigan ni dentro, ni mucho más importante, por los alrededores del autobús.

3 – Simulacros de evacuación. Siempre se dice que los niños son esponjas por la facilidad que tienen para aprender cosas nuevas a tan temprana edad. De esta manera, sabrían comportarse correctamente en cualquier situación y se familiarizarían con el entorno.

4 – La figura del delegado de seguridad. Desde los colegios se debería potenciar la figura del delegado de seguridad, un profesor que se encargue de vigilar la bajada y subida de alumnos en el colegio.

La seguridad de un hijo es primordial y en el transporte escolar, no es ninguna excepción. Si tienes cualquier tipo de duda, en nuestra sección ‘El experto responde’, nuestros expertos en la materia te ayudarán a resolver cualquier cuestión.  

Ayúdanos a conseguirlo

Back to top