Skip to Content

Educación vial en las escuelas, ¿por qué es importante?

Docentes y educación vial: contenido para educar peatones y conductores responsables

19/01/2021

La educación vial no es una asignatura obligatoria en España. Actualmente se aborda de manera transveral en otras asignaturas a pesar del importante papel que desempeña la seguridad vial en nuestro día a día. El 24 de enero se conmemora el Día Internacional de la Educación y desde Fundación MAPFRE queremos profundizar en la necesidad de incluir educación vial desde niños para reducir la siniestralidad vial. Y es que se deben inculcar comportamientos responsables como usuarios de la vía en cada uno de los roles desde pequeños. 

Cerca de 9 de cada 10 usuarios considera que la educación vial debe ser una asignatura obligatoria para reducir la siniestralidad vial, tal y como se recoge en el informe ‘La red diaria, el mantenimiento del vehículo y la conducción’, realizado por Continental y el Comisario Europeo del Automóvil (CEA). Esto quiere decir que los ciudadanos somos conscientes de que para reducir el número de víctimas y heridos en las carreteras hay que trabajar el comportamiento y el error humano y esto debe hacerse desde la edad escolar. 

Sin embargo, en España se trata de una asignatura transversal y no es obligatoria, es decir, la educación vial se imparte dentro de otras asignaturas y, por ello, no se aborda con la necesaria profundidad. Los propios colegios deciden ampliar estos conocimientos con actividades extraescolares, con parques móviles, visitas policiales… 

Lo ideal sería contar con una asignatura de educación vial que forme parte del currículo escolar y que sea obligatorio para colegios e institutos. De hecho, en 2015 el Congreso de los Diputados aprobó una proposición donde se solicitaba la inclusión de la educación vial como asignatura obligatoria y evaluable en la educación primaria y secundaria. Sin embargo, esta propuesta todavía no ha cogido forma. 

¿Por qué es importante? Por un lado, debemos tener en cuenta que los niños, desde que nacen, son usuarios de la vía. En primer lugar como peatones y rápidamente como usuarios de bicicletas o patinetes. Posteriormente, muchos pasarán a utilizar otros vehículos como ciclomotores, motos y coches. Concienciar a los más pequeños es inculcar valores responsables a los peatones de hoy y a los conductores del futuro. Además, estos niños se convierten en prescriptores de buenos comportamientos respecto al tráfico, haciendo llegar estos conocimientos a más niños e incluso a sus familiares. 

Hay muchos países que ya experimentan las ventajas de incluir la educación vial como asignatura obligatoria. Este es el caso de Bélgica, Finlandia, Alemania, Holanda, Suecia, Italia o Portugal. Otros países como Reino Unido, Irlanda, Francia o España tienen hasta el momento la educación vial como asignatura transveral.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top