Skip to Content

La educación vial, clave para reducir la siniestralidad vial en Europa y mejorar la movilidad

Educación vial en los colegios

13/02/2020

Más de 25 mil personas perdieron la vida en carreteras europeas durante el año 2018 y un total de 1.154 niños y jóvenes fallecieron en un siniestro de tráfico durante 2017. La educación en seguridad vial y movilidad es un derecho y, por ello, el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC, por sus siglas en inglés), en colaboración con la Fundación Flamenca para el Conocimiento del Tráfico (VSV) y Fundación MAPFRE, han elaborado el estudio ‘Principios fundamentales para la seguridad del tráfico y educación en movilidad’. 

DESCARGAR ESTUDIO

Y es que todos de una forma u otra somos usuarios de la vía, ya sea como conductores, peatones, pasajeros o ciclistas. Para conseguir reducir la siniestralidad vial y lograr el Objetivo Cero se debe empezar por una buena educación vial, inculcando y trabajando los valores y conocimientos necesarios para garantizar una movilidad segura.

Países de toda Europa están trabajando en ofrecer la mejor educación en seguridad vial y movilidad, especialmente desde el colegio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta educación difiere mucho de unas localidades a otras y, sobre todo, cambia mucho según los diferentes países. En ocasiones, esta educación vial es prácticamente inexistente. 

El documento recoge 17 principios clave para ofrecer una educación eficaz en seguridad vial y, además, el trabajo recopila buenas prácticas en la materia. Estos 17 puntos se dividen en 5 categorías:

1. Garantizar el derecho a recibir educación sobre seguridad vial y movilidad. Esta educación sobre movilidad debe ser de alta calidad, con continuidad, en progresión y con recursos. También se debe integrar en los planes de estudio en los centros escolares y se deben establecer objetivos estratégicos, tácticos y operativos.

2. Escuelas de compromiso y apoyo. Se debe involucrar y apoyar la gestión escolar, motivar a las escuelas para que tengan una política de seguridad vial y movilidad, nombrar a un maestro responsable del tráfico en la escuela y fortalecer las competencias de los profesores.

3. Garantizar una educación de alta calidad. Para ello es necesario contar con conocimientos, habilidades, actitudes y entrenamiento en la movilidad, mantener la seguridad del tráfico actualizada, usar estándares de calidad, realizar pruebas, procesos y / o evaluaciones de resultados, evaluar a los alumnos y dejar que se evalúen ellos mismos.

4. Facilitar condiciones marco. Se recomienda usar material interdisciplinar, educar a los profesores en educación vial durante su formación y realizar un seguimiento para garantizar que la seguridad vial se imparte.

5. Involucrar a todas las partes interesadas relevantes. Hay que involucrar a los alumnos, estudiantes, padres y a todas las partes destacadas.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top