Skip to Content

¿Dónde debe ir instalada la sillita en el coche?

¿Dónde debe ir instalada la sillita en el coche?

19/06/2017

Muchas son las dudas que pueden surgir a la hora de instalar un sistema de retención infantil. La pregunta más común suele ser dónde debemos colocar la sillita, es decir, cuál es el asiento más seguro y, por lo tanto, donde deberíamos colocar a nuestro hijo dentro del vehículo. 

En primer lugar, debemos tener claro qué es lo que dice la ley al respecto. En este sentido, el Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, indica que en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes menores de edad con una estatura inferior o igual a 1,35 cm deben viajar en los asientos traseros, empleando un sistema de retención homologado adaptado a su talla y a su peso.

Al respecto, sólo hay tres excepciones en los que el niño podrá ir delante con su sillita:

-Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
-Si todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores son su sistema de retención respectivo.
-Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos.


Por todo ello, queda claro que los niños con sillita siempre deben ir en los asientos traseros. En caso de que tengan que ir delante por algunas de las tres excepciones, sólo podrá ser así si podemos desactivar el airbag, algo especialmente obligatorio en el caso de sistemas de retención infantil mirando hacia atrás

Recordamos el artículo ‘Si el airbag protege, ¿por qué debemos desactivarlo cuando vamos con niños y en qué casos?’. También ofrecemos información sobre cómo desactivar delantero del copiloto y en qué ocasiones en este otro post.

En este sentido, recordamos que los niños de hasta 15 meses deben ir mirando hacia atrás para su mayor seguridad. Desde Fundación MAPFRE recomendamos que sigan viajando así hasta mínimo los 4 años de edad.  

Consejos para elegir la mejor plaza para colocar la sillita 

DETRÁS, ¿PERO EN QUÉ ASIENTO?

Tras ver la norma tenemos claro que los niños con sillita deben viajar obligatoriamente en los asientos traseros salvo tres excepciones enumeradas anteriormente.

Todos los expertos coinciden en señalar que el mejor lugar para colocar la sillita es el asiento central trasero. El motivo principal es su separación de las puertas laterales y, por lo tanto, su mayor protección ante este tipo de impactos. El inconveniente principal es que la mayor parte de los automóviles tienen los anclajes isofix en los dos asientos de las esquinas. Por lo tanto, si queremos utilizar el sistema isofix debemos optar por el asiento trasero derecho, dado que permite tener contacto visual con el pequeño y proporciona un acceso seguro desde la acera, para poder colocar y sacar al niño de la sillita con total tranquilidad. 

Recordamos que la función principal del sistema isofix es precisamente evitar errores en la instalación de la sillita, algo vital para proteger al menor. Si no somos muy buenos utilizando el cinturón de seguridad para sujetar la sillita, la mejor opción es acudir al sistema isofix. 

En este sentido, hay que dejar claro que debemos elegir el asiento en el que podamos instalar la sillita de la mejor forma. Incluso el asiento más seguro deja de ser eficaz si está mal instalado. Por ello, si optamos por los asientos con sistema isofix nos aseguramos una correcta instalación, siempre que sigamos las indicaciones del fabricante.


Plazas más seguras


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top