Skip to Content

Dispositivos para adaptar el cinturón a embarazadas, ¿son seguros? Abordamos la siniestralidad vial infantil que se registra en Portugal

Dispositivos para adaptar el cinturón a embarazadas, ¿son seguros?

07/03/2018

Las mujeres embarazadas pueden conducir, a menos que su médico o matrona se lo desaconseje, durante prácticamente todo su embarazo. Existen unos meses en los que la conducción entraña mayor riesgo para la mujer y el feto, pero en general no hay nada que impida desempeñar una vida normal, incluyendo la conducción. Aparte del consejo médico, es la propia mujer la que será consciente de su estado, y en su caso de las posibles limitaciones que tenga. En caso de encontrarse indispuesta, cansada o incómoda será ella en primer término quien decida no conducir.

Como indica el Reglamento de Circulación, es obligatorio el uso del cinturón de seguridad en cualquier asiento del coche, y las madres que conducen deben ajustarse correctamente el mismo, antes de nada. La correcta colocación del cinturón de seguridad es fundamental en el caso de las embarazadas: se coloca la banda pélvica sobre las ingles y debajo del vientre. La banda superior debería pasar entre los dos senos, y bajo ningún concepto se debe modificar esta rutina, pues estaría disminuyendo la protección que brinda este sistema de retención (Consulta nuestra infografía).

Los dispositivos para adaptar el cinturón a las embarazadas no son más que sistemas de sujeción que se encargan de mantener en su sitio el cinturón de seguridad del coche. Con ellos estaremos seguros de que el cinturón de seguridad no se desliza durante la conducción y no se sitúa sobre el vientre de la embarazada, algo que sin duda pondría en gran riesgo a la mamá y al bebé en caso de colisión.

Por tanto, estos dispositivos para el cinturón de seguridad no son, por sí mismos, sistemas de seguridad pasiva del coche. Sí que deben cumplir con una mínima serie de requisitos de seguridad, como por ejemplo que estén homologados de conformidad a las normas ECE R16 y ECE R14 sobre cinturones de seguridad y sus anclajes al vehículo. También se aconseja buscar dispositivos probados y revisados y recurrir a marcas con buenas valoraciones, sin dejarnos influir por precios bajos. Para cualquier dispositivo asociado a la seguridad de conductor y pasajeros, el precio es irrelevante comparado con lo que nos puede aportar en protección.

Además de todo lo dicho, no dejes de consultar nuestro decálogo sobre las cosas que no deberías hacer, si estás embarazada, al volante de tu coche. No se trata de prohibiciones, ni de nada que se pueda considerar como ilegal o que vulnere el Reglamento de Conducción. Son consejos para que la conducción embarazada sea lo más placentera posible, y para limitar o reducir al mínimo los posibles riesgos asociados.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top