Skip to Content

¿Cuál es la diferencia entre taxi como vehículo público y VTC en lo que respecta al transporte de niños?

¿Cuál es la diferencia entre taxi como vehículo público y VTC en lo que respecta al transporte de niños?

21/02/2020

Los taxis y los VTC tienen diferencias muy claras entre sí, aunque ambos son vehículos destinados al transporte de personas. Las principales son el método de contratación (los VTC utilizan un servicio de prepago, mientras que los taxis funcionan con una tarifa que se abona al final del trayecto); el proceso de contratación (los VTC solo se pueden contratar a través de una aplicación para smartphone); y la más importante, las licencias.

Otra diferencia es que el taxi es un servicio público, lo que significa que está sujeto a una serie de normativas y condiciones más estrictas y específicas que los VTC. Estos disponen de una regulación no tan específica porque está sujeta a la normativa general en materia de transportes y a la de protección de los derechos de los consumidores y usuarios.

¿Qué diferencias existen en cuanto al transporte de niños?

Para empezar, debemos recordar que, según la normativa vigente en España, los ocupantes menores de edad con estatura inferior o igual a 135 cm deberán viajar en los asientos traseros, siempre utilizando un SRI homologado, adaptado a su talla, peso y condiciones físicas. Existen excepciones.

Además, es obligatorio que los menores de 15 meses viajen en su SRI mirando hacia atrás (R-129), aunque nuestra recomendación es que se mantenga esta orientación hasta los 4 años, al ser la postura más segura en caso de colisión, y todo el tiempo que sea posible.

Por otro lado, según la ley, un niño menor de 1,35 cm puede viajar en taxi sin sistema de retención infantil siempre que se circule por ciudad y el menor vaya sentado en los asientos traseros. 

Si el taxi sale a la carretera, es obligatorio que el menor vaya sentado en una sillita adecuada. La responsabilidad, en todo caso, es del tutor del menor (o el adulto acompañante). Poco a poco, las compañías de taxi van ofreciendo como parte del servicio la silla de auto. Para utilizarla, basta con indicar que viajamos con un menor y que queremos una sillita en nuestra petición.

Actualmente la normativa establece que los padres o los adultos que acompañen a los menores en un desplazamiento son responsables de su seguridad dentro del vehículo, de forma que los taxis y otros servicios públicos de transporte no tienen obligación de llevar sillitas infantiles.

En el caso de los VTC, depende un poco de la compañía el tipo de servicios que se ofrecen. Por ejemplo, en Cabify podemos leer claramente en su página web que:

  • Disponen de Sistemas de Retención Infantil (SRI) según el tamaño y el peso del menor (grupos 0, 1, 2 o 3). Basta con solicitarlo al conductor a la vez que se hace el pedido.
  • La primera silla solicitada no incrementa el precio del trayecto, pero las sucesivas sí. Es necesario solicitarlas con una antelación mínima para garantizar que sí nos la proporcionen.

Por lo general, basta con informarse previamente en el servicio de atención al cliente y solicitar el dispositivo de retención. Además, en algunos casos será posible utilizar nuestra propia silla de coche, como sucede con algunos taxis.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top