Skip to Content

Diez consejos para disfrutar de un viaje tranquilo y seguro con niños pequeños

Diez consejos para disfrutar de un viaje tranquilo y seguro con niños pequeños

02/07/2018

¿Te dispones a realizar un viaje largo en coche con niños? Te ofrecemos algunas recomendaciones que se pueden poner en práctica para que el trayecto transcurra sin complicaciones y que sea lo más amena posible para los más pequeños. 

1-Antes de realizar el viaje, revisa el coche y planifica el trayecto. Comprueba líquidos, frenos, estado de los neumáticos y establece qué trayecto se va a realizar. Elige aquellas horas con menos atasco, las carreteras más seguras y que te ofrezcan zonas de descanso. Recuerda que hay que parar como mínimo cada 2 horas o cada 200 km. En caso de viajar con niños pequeños, estas paradas pueden ser mayores, especialmente cuando son bebés. Aquí te ofrecemos consejos para viajar con recién nacidos.

2-Recuerda que todos los ocupantes deben viajar con el cinturón de seguridad. En el caso de menores con estatura inferior a 135 cm deben viajar con un sistema de retención infantil homologado y acorde a su talla y peso. Es obligatorio que vayan en los asientos traseros, salvo excepciones. El mejor lugar para colocar la sillita es el asiento central trasero. Pero si no cuenta con isofix y tanto la sillita como los dos asientos laterales disponen de estos anclajes, se recomienda utilizar el asiento trasero de detrás del copiloto. 

Desde Fundación MAPFRE recomendamos utilizar un sistema de retención infantil mirando hacia atrás, siempre que sea posible, y que se utilice un SRI hasta los 150 cm de altura, momento en el que se le puede abrochar el cinturón con total seguridad. 

3-Dedica el tiempo necesario a anclar la sillita y sujetar a los niños. Es importante que se realice de forma correcta para ofrecer una buena seguridad. También es necesario sujetar bien toda la carga y que no haya objetos sueltos dentro del habitáculo que puedan salir despedidos en caso de frenazo o impacto. 

4-Realiza una conducción suave y responsable durante el viaje. Esta seguridad es transmitida a todos los pasajeros, que pasarán un trayecto mucho más agradable. 

5-Lleva a los niños con una ropa cómoda y transpirable para que no tengan ni frio ni calor. Procura llevar ropa para cambiarles si fuera necesario. 

6-Mantén una temperatura agradable en el coche. No dirijas el chorro de aire directamente contra los niños. Lo recomendable es que el coche esté a 21 y 23 grados centígrados. Por supuesto, nunca se puede dejar a un niño sólo dentro del vehículo para evitar que sufran un golpe de calor. 

7-Los niños y el resto de ocupantes deben estar bien hidratados. Lleva varias botellas de agua y evita la comida excesiva y pesada, ya que también contribuye al malestar y el mareo.

8-Evita que los niños lean, jueguen con el móvil… Contribuye a la aparición del mareo. Lleva las ventanillas abiertas, mantén el coche con una temperatura agradable y evita la comida pesada para que esto no ocurra. 

9-Procura que el niño esté entretenido durante el viaje. Se recomienda que vaya un adulto con él para que le entretenga: cantar, buscar objetos en el paisaje… aunque la mejor opción es que el niño duerma durante el trayecto. Aquí ofrecemos recomendaciones acerca de qué puede hacer el copiloto o pasajero por tu seguridad vial y la de tu hijo durante estos viajes de verano.

10-Lleva un pequeño botiquín en el coche y todo lo que puedas necesitar a mano. 

En esta infografía te ofrecemos las principales recomendaciones para los desplazamientos en coche con niños:

Desplazamientos largos con niños

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top