Skip to Content

Los datos confirman un descenso de la siniestralidad en carretera a lo largo de este verano

Los datos confirman un descenso de la siniestralidad en carretera a lo largo de este verano

Un dato esperanzador que confirma el descenso del número de víctimas mortales en carretera durante todo el pasado verano: un 4% menos que en el mismo periodo de 2013. Pese a esta reducción, los accidentes de carretera continúan siendo la primera causa de mortalidad infantil; de hecho, de los 223 fallecidos en julio y agosto 8 eran niños menores de 14 años. Cabe destacar que 39 de los fallecidos, entre niños y adultos, no estaban utilizando el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Si todos ellos hubieran llevado puesto su sistema de retención correspondiente, se podría haber salvado la vida de, al menos, 20 personas.

Por ello, desde FUNDACIÓN MAPFRE apelamos a la responsabilidad de los padres y les pedimos que tomen todas las precauciones posibles en sus desplazamientos, sobre todo cuando viajan con niños pequeños. No nos cansaremos de repetir que, sea cual sea el trayecto a realizar, los adultos deben llevar puesto siempre el cinturón de seguridad y asegurarse de que los niños viajan con el sistema de retención adecuado a su edad, peso y altura: sillita infantil hasta los 135 cm y, cuando los superen y el cinturón de adultos les quede correctamente ajustado, dicho cinturón de seguridad (si éste no les queda correctamente ajustado, entonces resultaría necesario seguir utilizando un cojín elevador)

De todos modos, todavía son muchas las personas que han sido víctimas de un accidente de tráfico y, aunque el descenso de siniestralidad conseguido en el último verano es a todas luces positivo, la verdadera buena noticia sería la ausencia total de accidentes de tráfico mortales en nuestras carreteras.

Back to top