Skip to Content

La importancia del contacto visual con los bebés en el coche

La importancia del contacto visual con los bebés en el coche

Para mantener el contacto visual debemos colocar al bebé en determinadas plazas del coche, según si viajamos solos o con otro adulto que le pueda supervisar. Cuando viajemos acompañados podemos colocar al bebé con su sillita en uno de los asientos traseros, preferiblemente el trasero derecho, con el adulto acompañándole en el asiento de al lado. Sin embargo, si viajamos solos o con otros menores, lo mejor es colocar al bebé en el asiento del copiloto, en sentido contrario a la marcha. De esta forma resulta más fácil mantenerse al alcance del bebé y reaccionar a tiempo si sucede un imprevisto. Eso sí, siempre que sentemos al bebé en el asiento del copiloto hay que desactivar el airbag frontal de esa plaza.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE queremos ayudar a mejorar la seguridad de los menores cuando viajan en un vehículo. En este caso seguir estos consejos nos permitirá prevenir asfixias y otras posibles amenazas para la salud del bebé.

Back to top