Skip to Content

Consejos para ir con los más pequeños en el coche en los días de lluvia

06/04/2016

06/04/2016

¿Llueve y tienes que realizar un viaje en coche con los más pequeños? ¿Tienes que llevar al niño al colegio con esa terrible lluvia? Te damos unos consejos para ir con los niños en el coche en los días de lluvia, tanto de cara a los más pequeños como para los conductores. 

1200x278-img-prueba.jpg


•    En el artículo ‘Consejos ante la climatología adversa’ os damos unas claves para conducir sin riesgos: hay que prestar especial atención a los neumáticos (estado, dibujo, profundidad…), los limpiaparabrisas, luces, frenos. Lo ideal es que esta revisión la hagamos de forma periódica durante todo el año. Así no nos pillará de sorpresa y siempre viajaremos con nuestro vehículo en las mejores condiciones.
•    Realiza una conducción tranquila y sosegada. En condiciones adversas como de lluvia intensa se permite la reducción de la velocidad por condiciones de seguridad. Además, si viajamos con niños, transmitiremos esta seguridad.
•    Aumenta la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. De esta forma, evitaremos tener que realizar frenazos bruscos que puedan afectar al pequeño. Recuerda también que con lluvia la distancia de frenado (el tiempo que tardamos en reaccionar y detener el vehículo), aumentan considerablemente.
•    ¿Llueve y te da pereza poner el sistema de retención infantil si es un viaje corto? Por mucho que llueva o nieve, la seguridad debe primar. Busca un lugar resguardado donde puedas poner la sillita tranquilamente antes de emprender el viaje, aunque sólo sea un trayecto de 5 minutos. En este vídeo te explicamos cómo poner una sillita de manera sencilla:

•    Antes de salir, prepara al niño para el día de lluvia. Ponle ropa de abrigo y a poder ser impermeable. Sin embargo, recuerda que en la sillita debe ir sin el abrigo puesto, ya que merma la efectividad del sistema de retención infantil. Debe llevar el abrigo puesto hasta el coche, allí quitárselo y volvérselo a poner cuando salga del vehículo.
•    En un día de lluvia podemos vernos tentados a poner el aire acondicionado del coche o climatizador demasiado fuerte. Queremos conseguir una sensación térmica de calor lo antes posible. No debemos caer en la tentación. Lo ideal es tener un ambiente agradable, ni mucho frio ni mucho calor.
•    Empañamiento de cristales: es uno de los grandes problemas en la conducción durante los días lluviosos. Se produce por la diferencia de temperatura entre el aire del exterior y del interior. Muchos vehículos ya cuenta con un sistema propio para desempañar. Si no es así, utiliza el aire acondicionado o climatizador para hacerlo. Se recomienda enfocar el aire caliente hacia los cristales. También se desempañar con aire frio pero tardan más.
•    Tranquilidad durante el trayecto. La lluvia altera en ocasiones a los más pequeños. Transmítele mensajes de tranquilidad, ponle música…Lo importante es que estén entretenidos para que no piensen en ello.
•    Si se trata de un viaje largo, se recomienda parar y descansar con mayor frecuencia. Conducir bajo la lluvia produce tensión y cansancio. Con suerte, habrá despejado cuando queramos retomar el viaje.


Ayúdanos a conseguirlo

Back to top