Skip to Content

Consejos que puedes transmitir a tu hijo pequeño sobre seguridad vial

Consejos para transmitir a tus hijos

Afortunadamente los niños son seres muy inteligentes y muy receptivos a las reglas sencillas, y los adultos, como padres, educadores o personas responsables, tenemos un papel decisivo a la hora de educar y enseñar todo lo que deben saber y tener en cuenta los pequeños peatones. No hay mejor sistema educativo que el del buen ejemplo, y si tenemos esto claro podemos refinar nuestra estrategia con estos consejos a transmitir a nuestros hijos.

La base de la educación vial es el diálogo, y el ejemplo
Los niños son personas en desarrollo, y por muy pequeños que sean son inteligentes y receptivos,. Por este motivo es posible dialogar con ellos y trasladarles, a su nivel, los conceptos que deseemos. Es un error frecuente creer que los niños y niñas de corta edad no van a entender “las reglas”, cuando lo que sucede en la mayoría de casos es que no sabemos cómo trasladar conceptos complejos mediante instrucciones sencillas. Ellos se sienten mejor al ser considerados parte de cualquier acción, y en el caso de la seguridad vial, no es menos cierto.
  • Habla con tus hijos sobre cómo mantenerse seguros y ser conscientes del entorno mientras van caminando.
  • Enseña a los niños a ver a izquierda, derecha e izquierda antes de cruzar la calle. Enséñales que no se debe correr o irrumpir en la calzada, ni cruzar entre coches aparcados.
  • Enseña a los niños que deben mantener contacto visual con los conductores antes de cruzar la calle delante de ellos, y a vigilar los coches que estén girando, o dando marcha atrás.
  • Si hemos de caminar por una carretera o un camino, es mejor hacerlo por caminos paralelos, pero si no podemos hacerlo, será por el arcén, de frente al tráfico (lado izquierdo del camino), y lo más hacia la izquierda posible.
  • Aunque cada pequeño es un mundo, en general es difícil que sepan juzgar la distancia y la velocidad de un coche antes de los 10 años.
  • Siempre que crucemos la calle hemos de hacerlo por pasos de cebra y, a poder ser, en los que están señalizados mediante semáforos. Hacerlo así da ejemplo, y explicar las razones a los niños da seguridad.
Como es natural, esto es un proceso educativo, y los adultos hemos de trabajar a diario con los pequeños para que aprendan las reglas más básicas en cuanto a seguridad, de modo que durante el resto de su vida sean capaces de hacer de esas reglas, su día a día. Y llegado el momento, las transmitirán a “sus” pequeños.
Back to top