Skip to Content

Consejos para viajar con niños en avión

Consejos para viajar con niños en avión

26/07/2018

El avión es el medio de transporte más seguro del mundo, y el más rápido para cubrir largas distancias, sobre todo las intercontinentales. Por eso, muchas familias se plantean recurrir al avión para minimizar un tiempo de viaje que, con bebés y niños pequeños, se puede eternizar en otros medios de transporte. 

Esto es por las paradas periódicas que debemos realizar si, por ejemplo, salimos en coche (cada hora y media o dos horas), y que se multiplican con las eventualidades propias de los niños como un mareo, una “parada técnica” en el servicio o cualquier otra situación típica con ellos. En el avión no existe la posibilidad de hacer una parada de descanso y eso, unido a las condiciones especiales dentro del avión, hacen que el viaje pueda ser muy incómodo para los pequeños, sus acompañantes y el resto del pasaje.

Sistemas de retención infantil para el avión

Dependiendo de la edad de los pequeños, existen diferentes soluciones de retención para hacer el viaje en avión más seguro. Como mostrábamos en esta completa infografía que cubre todos los medios de transporte, existen al menos tres SRI específicos para el avión.

El primero de ellos es para los niños más pequeños, y consiste en un cinturón arnés para los menores de 2 años. Este sistema se sujeta en el cinturón del padre o de la madre (o de cualquier adulto que lo acompañe en el viaje), y el niño viajará en el regazo. Con este sistema se evita la necesidad de transportar con nosotros un SRI completo.

El segundo SRI que se puede utilizar en el avión es una silla de coche adaptada a su estatura y peso y que esté homologada para viajar en avión (es decir, que esté homologada para ser sujeta por el cinturón del avión, de dos puntos). 

En tercer lugar, hay un modelo de sistema de retención infantil específico para avión que ha sido certificado tanto en Europa como en los Estados Unidos, y se llama CARES (Child Aviation Restraint System). Este sistema está compuesto por un arnés de cuatro puntos pensado para que utilizarse directamente sobre el asiento del avión. La parte inferior se sujeta al cinturón de seguridad del asiento, mientras que la parte superior abraza el respaldo del asiento.

Es un sistema ligero, plegable y que cabe en cualquier bolsa o mochila, y está diseñado específicamente para el avión y para niños y niñas que pesan entre 10 y 20 kilos y que midan hasta aproximadamente un metro. Para niños mayores, el cinturón del asiento es suficiente para el viaje.

No olvides repasar este completo artículo con consejos para hacer más llevadero un viaje largo con niños en avión.

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top