Skip to Content

Consejos a la hora de elegir un coche familiar con niños

Consejos a la hora de elegir un coche familiar con niños

14/10/2020

Elegir un sistema de retención infantil puede no ser una tarea fácil: qué homologación escoger, mirando hacia atrás o hacia delante, con Isofix o con cinturón, qué grupo o hasta qué altura... Aquí te ofrecemos recomendaciones para elegir el sistema de retención infantil más adecuado. Cuando hablamos de un vehículo familiar, la situación no mejora mucho. Hay muchas opciones y factores que entran en juego: el precio, la tecnología, la seguridad, el tamaño… A continuación, abordamos algunos puntos a tener en cuenta. 

-Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar un vehículo familiar es el tamaño. Si tenemos tres hijos, es importante cerciorarse de que las sillitas de coche entran en los asientos traseros. Para no tener complicaciones, lo recomendable es optar por un vehículo que tengan los tres asientos traseros claramente diferenciados. En general, el asiento central suele ser más pequeño pero no ocurre así con determinados monovolúmenes o vehículos pensados para las familias. Las tres sillitas de coche deben entrar en los asientos traseros pero es importante que la presión entre ambas no modifique su situación, es decir, no deben empujarse entre sí. 

-Con sistema Isofix. Todos los vehículos nuevos lo llevan. Facilita la tarea a la hora de instalar un sistema de retención infantil y evita cometer errores. Es importante tener en cuenta que la sillita en cuestión también debe disponer de dichos anclajes. Hoy en día, podemos encontrarnos que los vehículos que disponen de tres asientos grandes en la parte trasera también suelen llevar instalados los anclajes Isofix en los tres asientos. Esto ocurre sobre todo en los vehículos nuevos. Si es de segunda mano, hay que comprobarlo.

-Si el vehículo es de segunda mano, se debe verificar lo mencionado anteriormente y, además, el buen estado del cinturón de seguridad. El cinturón debe ser accesible y lo suficientemente largo para instalar bien una sillita de coche.

-Compatibilidad de la sillita de coche con el vehículo. Para ello, se debe consultar las indicaciones de ambos fabricantes.

-Asientos i-Size. Son asientos de más tamaño. Las sillitas i-Size suelen ser más grandes de lo normal, por lo que deben ser compatibles. Además, el suelo está reforzado para poder instalar la Pata de Apoyo con seguridad. Aquí abordamos cómo se han adaptado los vehículos a las sillita i-Size.

-El espacio entre el asiento delantero y la sillita. Es un factor fundamental, sobre todo cuando hablamos de sillitas mirando hacia atrás, que suelen ser más grandes. El asiento del conductor y del copiloto se debe colocar hacia delante para que la sillita no quede aprisionada. Lo ideal es que haya un poco de espacio entre el asiento delantero y la sillita pero todo va a depender de las indicaciones del fabricante. Lo fundamental es que el asiento delantero no cambie la posición del sistema de retención infantil como consecuencia de desplazamientos causados por la presión ejercida. Se debe comprobar que entramos perfectamente con la sillita bien instalada. Esto es importante comprobar en especial con personas de gran altura. 

-Principales sistemas de seguridad como airbags, Control Electrónico de Estabilidad (ESP) ABS y otros sistemas inteligentes de ayuda a la conducción (ADAS). Y es que la tecnología salva vidas. Por ello, Fundación MAPFRE, en colaboración con la Fundación CEA ha creado la web sistemas ADAS, una herramienta fundamental para todas aquellas personas que, a la hora de adquirir o alquilar un vehículo, valora principalmente todos aquellos elementos que le darán seguridad a su conducción.

-Los niños deben ir en los asientos traseros salvo las tres excepciones contempladas por la legislación. Por si nos encontramos en una de estas premisas, es importante valorar que el airbag del copiloto se pueda desconectar. Recordamos que es obligatorio desactivarlo cuando viaja un niño en el asiento del copiloto mirando hacia atrás. Aquí lo abordamos. 

-Otro punto fundamental es la facilidad de acceso. Por ello, se debe abogar por vehículos con cinco puertas, para que podamos acceder fácilmente a los asientos traseros e instalar la sillita adecuadamente, así como sujetar bien al menor. También es importante que el niño pueda acceder fácilmente y que incluso él mismo pueda sentarse en la sillita. Aquí hablamos de niños más grandes. 

-El vehículo también debe contar con cierre de seguridad integrado en las puertas traseras y con la posibilidad de desactivar la apertura automática de ventanas. De esta forma, evitamos que puedan abrirlas.

-Otro punto a favor es el maletero. Éste debe ser espacioso para guardar todo lo necesario para los niños. Hay que tener en cuenta que en el caso de bebés o niños pequeños, debe poder entrar el carrito. 

-También es importante que el vehículo cuente con compartimentos para guardar bien objetos que los niños puedan requerir como puede ser agua o un juguete. Recordamos que en los trayectos es importante que todos los objetos estén bien sujetos. 

Por último, en esta infografía ofrecemos consejos para los viajes de familias numerosas. 

Ayúdanos a conseguirlo
Back to top